“El mundo invisible de René Magritte” y el visible…

Golconda, uno de los cuadros más impresionantes de la muestra

Golconda, uno de los cuadros más impresionantes de la muestra

(Mex)El Palacio de Bellas Artes se ha llenado, y más en ésta santa semana, de gente sumamente ansiosa por enterarse  quién es René Magritte, de qué tratan sus pinturas,  y si alguna vez fumó una de esas pipas monumentales que aparecen repetidamente en sus lienzos.

La muy visitada exposición “El mundo invisible de René Magritte” consta de 152 piezas, en su mayoría pinturas, —traídas de 34 instituciones y colecciones de nueve países—, piezas “tan de todo tipo”, que algunas resultan bastante desalentadoras. Y no es, por supuesto, un reproche a Magritte como pintor, sino una irritación causada, quizás, por los criterios con los que fueron elegidos las obras a exponer.

De esto se sigue que los criterios puestos por los organizadores —es decir,  el Consejo para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA)—,no son los mismos criterios que se usarían en las galerías y museos más importantes del mundo,  ya sea porque  descuidaron  la calidad en  la selección de pinturas o porque no han dominado el fino tacto en la curaduría.

Debemos estar seguros que un recinto de tal importancia como lo es nuestro Palacio de Bellas Artes —si bien con ésta exposición no hemos tenido esa fortuna— está a la misma altura que cualquier otro gran museo del mundo, al menos de cualquiera que se disponga a exponer —con justicia— lo más destacado de la cultura y el arte para sus visitantes y, entre ellos, para sus críticos. La exigencia y la crítica es algo que nos compete a todos, y en el ajetreado y poco apoyado mundo del arte no es la excepción, sino lo justo.

 Magritte en el Palacio de Bellas Artes parece ejemplificar otro desafortunado caso en donde al público se le vende la idea de que verá una exposición, de esas que sólo pueden visitarse en museos famosos como el Louvre en Paris, o el MOMA en NY, cuando en realidad se le ofrece una exposición pequeña, con tres o cuatro pinturas  de las que se considerarian “obras mayores” y un centenar de obras “menores”, preparativas, o secundarias de la obra de Magritte.

El mundo visible de la muestra, opuesta a aquél que yace en los imaginarios de los visitantes, deja entrever que la política cultural de nuestro país en este caso quizo vender “gato por liebre” y  que los funcionarios consideran que  basta con poner cuadros firmados por un pintor famoso para abrir una exposición. La educación cultural y artisitica de la población, en cambio, es algo más complejo y requiere de una política cultural bien diseñada, que cuente siempre con los mejores recursos disponibles. Habrá que decir finalmente que el “mundo invisible” de Magritte superó al mundo visible que los visitantes esperan pacientemente por recorrer.

RL

1.304 Comments

  1. Hello, i believe that i saw you visited my blog so i came
    to return the choose?.I’m trying to in finding things
    to improve my web site!I guess its ok to make use of a few of your concepts!!

  2. full spectrum kratom kratom full spectrum tincture kratom extracts for sale

  3. Thanks for sharing your thoughts on ig. Regards

  4. Wow, that’s what I was looking for, what a information! existing
    here at this website, thanks admin of this web page.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*