A propósito de una reseña

los_escritore_invisiblesPor Raúl Bravo Aduna

En la última actualización de Palabras Malditas se publicó una reseña escrita por Joaquín Guillén Márquez, a propósito de Los escritores invisibles, de Bernardo Esquinca. El textito se puede leer aquí y de él se pueden desprender tres ejes conductores, de los cuales al menos dos son contradictorios.

El primero: Guillén desea dejar en claro que Esquinca es un escritor notable dentro de la emergente tradición de literatura “joven” en México; es decir: tiene talento. En este sentido, la reseña se dedica a recalcar (repitiendo sin hartar, ingeniosamente) que hay talento en quien escribió la novela. Guillén lo valida, y valida, al mismo tiempo, el porqué de escribir una reseña a propósito del libro en cuestión.

El segundo: se habla de la trama como una de gran potencial que, sin embargo, se desmaya conforme pasan las páginas del libro. Si se desmenuza y, digamos, critica (o analiza, en su defecto, porque decir “criticar” siempre es criticable) por partes la reseña de Guillén, no es difícil asegurar que sobre este eje se encuentran los comentarios más sugerentes del joven “crítico”. Sus sentencias son propias de un lector experimentado, de aquel que no está dispuesto a desperdiciar sus dioptrías en quien no las merece. Dice claramente: “el libro falla.” Incluso, admite que “sería más fácil hablar de lo que la novela pretende a lo que la novela es.” Dice, básica pero elegantemente, que Esquinca es un escritor pretencioso y que no está a la altura de sus pretensiones, que ni siquiera puede seguirle el paso a sus propias monsergas.

El tercero: En el punto más filoso de la crítica que Guillén le revienta a Esquinca, el primero decide hacerse para atrás, retractarse y empieza a hablar de las “bondades evidentes” de Los escritores invisibles. Dice que es un libro fluido, porque no aburre. Que la gran ambición del escritor jalisquillo es la que no le permite florecer como merece. Guillén busca rescatar las garrapatas de Esquinca e intenta encontrar lo bueno en ellas. Vaya, incluso felicita al autor y sin ironía de por medio, contradiciendo y por tanto anulando, abiertamente, sus pensamientos anteriores.

A mí, en lo personal, me parece que Los escritores invisibles es un libro francamente malo y me quedaría con el segundo eje conductor de las palabras de Guillén. Es un libro que abusa de los adjetivos “chabacanos”, forzando una esfera humorística en un texto que la rechaza. La fluidez de la que habla Guillén a mí me parece que se debe, simplemente, a una falta de depuración y fineza en su elección de palabras. Salvo escasas oraciones, muy aisladas, es un libro que, pienso, Esquinca debería tratar de olvidar, tirar a la basura y dejar ahí, para continuar su carrera como escritor.

Sin embargo, más allá de expresar mis opiniones sobre el libro que Guillén reseñó, hay algo que me interesa señalar a propósito de esta reseñita: la crítica es inexistente en este país, porque nos da miedo herir susceptibilidades o hacernos de enemigos, en muchos casos “poderosos”. Como bien ha señalado Rafael Lemus, en más de una ocasión, hay una fiesta literaria a la que el crítico no fue invitado. Una reseña que no glorifique no vale la pena; pues, ya saben, el crítico es un amargado y reprimido al que, probablemente, le hicieron falta abrazos cuando niño y no puede aceptar que lo escrito por Rubén Guillermo Irigoyen Menchaca CCLVIII es no sólo comparable con Proust, sino que supera todo lo publicado en las últimas dos semanas (llevando la tésis del eunuco de Steiner al extremo, como todos parecen hacer). Así pues, entre cuates se reseñan y la panegírica se ha convertido el lugar común por excelencia entre reseñistas mexicanos, sin importar qué tan infame sea la producción editorial contemporánea. Y aquel que se atreva a decir lo contrario, pues a la fiesta no será invitado. Chín.

RL

312 Comments

  1. Hi there would you mind letting me know which hosting company
    you’re utilizing? I’ve loaded your blog in 3 different web browsers and I must say this blog loads a lot quicker then most.

    Can you recommend a good internet hosting provider
    at a honest price? Cheers, I appreciate it!

  2. You could definitely see your expertise in the article you write.

    The sector hopes for even more passionate writers such as you who are not afraid
    to say how they believe. All the time follow your heart.

  3. This is a very good tip particularly to those new to the blogosphere.
    Short but very precise information… Thank you for sharing this one.
    A must read article!

  4. certainly like your web-site however you have to take a
    look at the spelling on several of your posts. Many of them are rife
    with spelling problems and I to find it very bothersome to tell the truth then again I’ll surely come back again.

  5. Wow, fantastic blog layout! How long have you been blogging for?

    you make blogging look easy. The overall look
    of your site is great, let alone the content!

  6. I read this article fully concerning the difference of newest and preceding technologies,
    it’s amazing article.

  7. Incredible! This blog looks just like my old one!
    It’s on a totally different subject but it has pretty
    much the same page layout and design. Wonderful choice of colors!

  8. Hey there this is kinda of off topic but
    I was wanting to know if blogs use WYSIWYG editors or if you have
    to manually code with HTML. I’m starting a blog soon but have no coding expertise so I wanted to get advice from someone with experience.
    Any help would be greatly appreciated!

  9. I really like it when individuals get together and share thoughts.
    Great site, keep it up!

  10. Excellent article. I certainly love this site. Stick with it!

  11. Si su DE parece relacionado con factores psicológicos, su médico puede recomendarle consejería o psicoterapia. Pero los casos donde estos problemas persisten deben ser abordados.

  12. En estos casos, el pene no presenta ninguna alteración física, sin embargo, enfermedades como la ansiedad (provocada con frecuencia por el miedo a no conseguir una erección o a defraudar a la mujer), la depresión, los problemas con la pareja e incluso el estrés pueden afectar al acto sexual.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*