“Aquí abajo”: El centenario de Francisco Tario

Francisco Tario (Ciudad de México, 1911 – Madrid, 1977) no es conocido por todos, como lo son Arreola, Rulfo o García Ponce, pero los estudiosos de la literatura mexicana lo describen como un narrador indispensable, uno de los más grandes maestros de la ficción breve, el cuento.

Es por ello que, para celebrar el centenario de su natalicio este 2 de diciembre, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes decidió reeditar la única novela del narrador: Aquí abajo, publicada originalmente hacia el año de 1943.

Editada dentro de la colección Similares de la Dirección General de Publicaciones, la novela era ya una pieza inconseguible pues contó con una sola edición a cargo de la antigua librería Robredo.

Tario, al alejarse de la corriente estilística de su tiempo no recibió buenas críticas y para el tiempo de su muerte, hacia la segunda mitad de la década de los setenta, su trabajo seguía casi en el anonimato, considerado por muchos como auténtica rareza, o un autor de culto.

No fue hasta el año 2003 que el sello Lectorum publicó sus Cuentos Completos en dos volúmenes, una edición prologada por el escritor Mario González Suárez, quien, en una presentación editorial celebrada en el Palacio de Bellas Artes, describió el fenómeno del olvido gracias a los prejuicios de la época que marcaban una clara inclinación al realismo, años antes de que Arreola y Rulfo derrumbaran esas barreras con los títulos Confabulario (1952) y Pedro Páramo (1955) respectivamente.

De Aquí abajo predominan los comentarios que la sitúan como una novela difícil, excéntrica. Los personajes de la misma, viven inmersos en una rutina aparentemente inocua, y representan un papel dentro de un esquema social cerrado, hasta que su desconcierto interno rasga la delgada piel de su apariencia.

La novela fue presentada ayer jueves en el Auditorio de la Escuela Mexicana de Escritores y contó con la participación de Ricardo Bernal, Eduardo Parra Ramírez y Arturo Sandoval Portillo.

Sobre ella, Ricardo Bernal, encargado del prólogo, afirma: “Del mismo modo que un niño percibe criaturas espantosas en las sombras nocturnas de su habitación solitaria, o los alcohólicos luchan contra insectos gigantescos generados por su adicción, los protagonistas de esta novela presencian las manifestaciones de un mundo parido por su propia indigencia espiritual y su dolorosa soledad.

”En esta narración no hay sitio para la piedad; el autor la escribe con su sangre. Es una historia atemporal y alejada por completo de cualquier ánimo sensiblero. También en ello Tario supo ser un escritor visionario y escapar de la tendencia melodramática que logró atraer a otros autores con su canto de sirena vieja y maquillada.

Aquí abajo atrae al lector con sus bromas macabras y le obliga a reír culpablemente de una historia que puede volverse la suya propia, sentirse en la pista de un circo vacío donde los aplausos son espectros y la soledad presencia húmeda e impecable”.

AN22/IM

1.206 Comments

  1. I am so grateful for your post.Really looking forward to read more. Want more.

  2. Major thanks for the blog post.Thanks Again. Cool.

  3. It is actually near extremely difficult to encounter well-advised users on this niche, however, you come across as like you comprehend the things that you’re preaching about! Many Thanks

  4. Very good blog post.Really looking forward to read more.

  5. Appreciate you sharing, great blog article. Will read on…

  6. Hey There. I discovered your weblog using msn. This is a
    really smartly written article. I will make
    sure to bookmark it and return to read extra
    of your helpful information. Thanks for the post. I’ll certainly return.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*