Asteoride B612: el arte y el ambiente en el MAM

el_principito_2“…Ese asteroide no fue visto más que una vez con telescopio, en 1909, por un astrónomo turco (…) Pero nadie le había creído a causa de su vestimenta. Los adultos son así…”
Antoine de Saint-Exúpery

(Mex)Llamábase B612 el asteroide de donde el principito provenía; el mismo nombre recibe la exposición que se presenta en el Museo de Arte Moderno: Asteroide B612: Diseño regenerativo y balances ambientales. Y si el principito algo tenía que decirles a los Baobabs que habitaban su planeta acerca de la indulgencia que los niños deben tener para esos seres incrédulos llamados adultos; esta exposición tiene como mensaje para cada persona habitante del planeta y de la ciudad de México, una arenga; un llamado a la reflexión y a la acción que sintetizo en estas palabras: Los escenarios en que el hombre se ha movido han cambiado; su accionar también tiene que cambiar, estamos ante un riesgo inminente, nuestro hogar la tierra está resintiendo la forma de vida que hemos llevado. La exposición propone varias salidas.

¿Cómo hemos de proceder con ese cambio? El primer paso a juzgar por el sentido común es aceptar el problema y sus alcances a nivel global, tenemos que lograr que todo el mundo vea el problema con otra mirada, que el espectro de la visión de todos se haga más grande, debemos dejar de confiar ciegamente en las cosas y formas que nos han llevado a este punto: ideologías, intereses, falta de reflexión y modelos económicos; nada puede estar por encima del problema si se tiene la voluntad de actuar. Todos los esfuerzos humanos deben estar enfocados en hacer de nuestra existencia algo más sustentable y para ello: romper paradigmas; eso nos grita Asteroide B612. A lo largo de la exposición se presentan no sólo problemas del medio ambiente causados por una relación casi exterminadora de la industria y de todo tipo de actividad humana en general; sino también nos presentan posibles soluciones, además de los puntos positivos que nos traería enfrentar el problema de la mejor manera tanto para la naturaleza como para el humanidad; intenta mostramos que cualquier bonanza para la vida de nuestro planeta,es bonanza para los hombres como parte de la vida.

Todo paradigma y concepción que no responda a la realidad de la situación de peligro global en que se halla el mundo debe cambiar, esto incluye desde luego el arte y los museos; las misma obras y el artista. De hecho, la muestra nos señala que el arte debe ser piedra fundamental para apuntar hacia el cambio. El arte, en muchos casos llevado por una extraña inercia, ha sido parte de la expresión del orden institucional; ahora se trata de que el arte forme parte del civismo, de la democracia, de la cultura y de una forma de vida más constructiva y participativa, una voluntad de vivir en una sociedad sistémica y sensible a la naturaleza:

la naturaleza es el modelo, la medida y el mentor

El deterioro ambiental ha alcanzado niveles estratosféricos; la exposición tiene datos contundentes que invitan a preguntarnos hacia dónde vamos y qué estamos haciendo con el planeta, el hombre ha tenido un constante afán por desacoplarse de los ecosistemas en los que se desarrolla. Desde luego, el arte es parte del engranaje del reloj que debe ponerse en marcha en contra del tiempo que se nos ha venido encima; sin embargo, el arte no está solo en la presente lucha. El conocimiento humano en todas sus vertientes debe colaborar en conjunto para poner en marcha un plan deonde se unan arte y ciencia.

Algunas disciplinas a las que la exposición nos hace referencia son: arquitectura, biotecnología, agroecología, agroforestería, entre otras. El papel principal de todas estas disciplinas es imitar a la naturaleza, aprender de ella para emular formas, procesos y sistemas con la intención consciente de lograr diseños bien adaptados a la vida: biomimesis.

La exposición no queda ahí, no sólo se encarga de proponer una nueva visión; sino que nos muestra una serie de propuestas muy concretas acerca de algunas estrategias y proyectos para comenzar con el cambio y demostrar que es posible su aplicación, que no hay que escatimar esfuerzos cuando se trata de trabajar por nuestra gran madre, proyectos en los que participaron más de veinte artistas y científicos.

El reciclaje tiene su participación en la exposición con una estructura que simula un invernadero, el cual está forrado de plástico y el visitante puede entrar a él para apreciar una gran serie de esquema, mismo que será reutilizado al finalizar la exposición Posteriormente un conjunto de datos acerca de los riesgos que el cambio climático representa para México.

La presentación de un proyecto para la Cd. de México llamado: México Ciudad Futura, que propone la recuperación del lago de Texcoco como primer paso lógico para la sustentabilidad ambiental de la cuenca del valle de México.

Otro ejemplo de la posibilidad del cambio fue la demostración de dos mexicanos, Agnès Mérat y Juan Miguel Gutiérrez que en mayo de 2008 emprendieron un viaje desde la Cd. de México hasta la Patagonia utilizando aceite usado de restaurantes como combustible y ahorrando un gran porcentaje de combustible con dicho procedimiento. Miel mexicana volcán Popocatépetl S.C. de R.L, es otro proyecto de la exposición que nos da una gran lección de que se puede vencer la ignorancia y atreverse a hacer nuevas cosas. Este grupo de apicultores se unieron para dejar de vender su producto a precios injustos de tal modo que eran otros los que obtenían las ganancias de su trabajo. Lograron fundar su cooperativa, aumentar la competitividad de su producto, exportar su miel a Europa y elevar su calidad de vida en México; vencieron la emigración que asolaba su tierra natal.

Los adultos no creen, dice el principito, son incrédulos; la oportunidad de revertir este artificio ha llegado; no importa si hemos de reunirnos en aquelarre para logarlo. El Museo de Arte Moderno con su exposición: Asteroide B612: Diseño regenerativo y balances ambientales nos invita a dar el primer paso. La exposición estará en exhibición hasta septiembre. Como dice el principito, “uno es para siempre responsable de lo que domestica.”

RL

801 Comments

  1. This reminds me of the other info I found

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*