Articles by: Dionisio Cabrales Donoso

Hoy estoy tan lúcido

Hoy estoy tan lúcido

8 junio 2014 at 12:15 pm 5.772 comments

DONISIO CABRALES DONOSO |

Hoy estoy tan lúcido / de verme envejecer en el espejo; / de repetirme estas palabras secretas / tan oscuras como el hueco de una tumba.

Nunca he contado los pasos

Nunca he contado los pasos

5 mayo 2014 at 6:32 am 1.430 comments

DIONISIO CABRALES DONOSO |

Yo nunca he contado los pasos / entre el hastío y el inicio del camino andado; / o entre un cuerpo que una noche he poseído / y la siguiente amanece arrojado al sendero rugiente.

Hemos ido y vuelto

Hemos ido y vuelto

21 abril 2014 at 8:31 am 1.187 comments

DIONISIO CABRALES DONOSO |

Cuando se cierren las puertas / que permanecían abiertas el tiempo justo / y las cerraduras del cuerpo / clausuren la luz y el viento como en una noche árida.

Estas ganas de ser nada

Estas ganas de ser nada

13 abril 2014 at 17:46 pm 482 comments

DIONISIO CABRALES DONOSO |

Detrás de ese marco angustiante / viven estas ganas de nada. / Y estas ganas tienen nombre; / no es el mimo, cambia con el tiempo.

Mingus negro

Mingus negro

6 marzo 2014 at 8:15 am 438 comments

DIONISIO CABRALES DONOSO |

Sólo puede quien al desierto vio a los ojos, / y conoce de las dunas / sus notas ásperas / —resecas— / como la luz fría de las estrellas, / llamarse Mingus negro.

Here comes the Trane

Here comes the Trane

25 febrero 2014 at 6:21 am 599 comments

DIONISIO CABRALES DONOSO |

Here comes the Trane / levantando una carpa negra / escupiendo humo por la chimenea / de un jazz club abandonado.

Los libros de Jorge Rimac

Los libros de Jorge Rimac

21 febrero 2014 at 9:30 am 562 comments

DIONISIO CABRALES DONOSO |

“Dionisio, viejo, vaya con Jorge Rimac”, me dijo mi amigo Alfaro. Él sí es todo un bochinche. Un personaje que, salido de la pluma de no sé qué escritor, terminó viviendo en una casa de algún siglo olvidado en una calle limeña. Amplios ventanales iluminan su estudio. Donde escribe sus crónicas porteñas. Frente a su escritorio no hay nada más que mar. Si no han oído de él, se debe a su bajo perfil entre los escritores e intelectuales peruanos.

Saeta

Saeta

18 febrero 2014 at 11:52 am Comments are Disabled

DIONISIO CABRALES DONOSO |

Un negro desgrana el viento de Aranjuez / con la boca de su trompeta, / y el silencio se abre / como si el mismo Tajo se saliera de su cauce.

El centauro ruso

El centauro ruso

11 febrero 2014 at 13:41 pm 593 comments

DIONISIO CABRALES DONOSO |

El 23 de diciembre me hice acompañar por Joaquim Chissano, un colega de la Universidad de Eduardo Mondlane, y el traductor que me asignaron —no había forma de deshacerme de él— durante mi fugaz estancia en Maputo. Entramos a un café y ordenamos nuestras bebidas calientes. El lugar era de paredes desnudas que rezumaban calor y el aroma tostado se aferraba a las aletas de la nariz como un macaco.

Dizzy, un espécimen raro

Dizzy, un espécimen raro

4 febrero 2014 at 17:41 pm Comments are Disabled

DIONISIO CABRALES DONOSO |

¿Han visto un sapo tocar una trompeta / que apunta al cielo como un cañón galvanizado? / Imagina a ése animal de feria derribar la luna a cañonazos.