“Caben todos los ruidos”: La Sonidera

Radio-performance, La Sonidera, Fotografía por Tania Ortega

“Caben todos los ruidos”, 2012 / La Sonidera

Ciudad de México.- El Colectivo La Sonidera, conformado por las artistas españolas Ángeles Oliva y Toña Medina, presentó el radioperformance Caben todos los ruidos, un acercamiento al miedo desde una perspectiva de género, a través del sonido y la representación de lo que hay detrás de una creación radiofónica.

En el marco del I Encuentro Iberoamericano de Arte Sonoro en Radio, en el Centro Cultural de España, La Sonidera visitó la Ciudad de México para dar cuenta de un trabajo que da peso a las técnicas de la radio y del arte sonoro, ya que la composición de la escena es una aportación que da más información al escucha-espectador, pero sustentado por la creación sonora.

El espectáculo radiofónico puede entenderse con los ojos cerrados; y si uno los abre es para obtener más información, para mirar en directo las tripas de la radio. “La muñeca está porque la muñeca habla, lo que nos importa es que suena; está porque tiene sonido”, explica Ángeles Oliva, quien, junto con Toña Medina, coordina el Laboratorio de Radio Experimental de La Casa Encendida en Madrid, España.

“Hemos decidido llamarlo arte-performance, por un lado, porque es un homenaje a los ruidistas, que en la radio hacían los sonidos en la sombra, de manera artesanal. Por otra parte, queríamos probar hacer de manera analógica lo que se hacía con lo digital. Así que todos los sonidos están hechos con casetes, con juguetes, con las manos, con cosas cotidianas. También hacemos montajes artesanales como podríamos hacerlo hoy en día con un editor de audio o un ordenador”.

”Le llamamos radio porque pensamos con sonido. Pensamos en cómo queremos que suenen las cosas. Utilizamos las técnicas de la radio, no utilizamos las de la escena”, señala Oliva.

El Miedo-ruido en escena

La obra habla del miedo desde un enfoque de género: “Las mujeres tenemos miedo casi desde el nacimiento, a que nos acosen, a que nos violen. Y eso se transmite por generaciones”.

Las radioartistas partieron de sus experiencias personales de acoso, de abuso, de situaciones en las que sintieron miedo. También, mostraron cómo el hombre debe seguir parámetros de fortaleza, esconder cualquier indicio de debilidad, vulnerabilidad o fragilidad para cubrir esa exigencia social.

Así, La Sonidera dio cuenta del “miedo subido a unos tacones y escondido detrás de un bigote. El miedo metido a cucharadas de cuentos del pueblo. El susto en el cuerpo al llegar al portal, eres mujer y tienes miedo de nacimiento. El cuerpo entrenado para dar miedo, para ocultar el miedo. Valor, hombre, valor, sin cacahuetes ni mariconadas de ésas. Más de 2000 cámaras velan por mi seguridad, y sigo teniendo miedo. Es que tiene cojones la cosa. Bah, es sólo un rasguño”.

RMM / TOG / @Novalipix

 

Radio-performance, La Sonidera, Fotografía por Tania Ortega

Radio-performance, La Sonidera, Fotografía por Tania Ortega

Radio-performance, La Sonidera, Fotografía por Tania Ortega

Fotografía por Tania Ortega

1.003 Comments

  1. Muchos Gracias for your article.Thanks Again.

  2. You ave made some good points there. I checked on the web for more information about the issue and found most individuals will go along with your views on this website.

  3. Just bookmarked your blog, it is a really great and useful piece of info. I am happy that you shared this helpful tidbit with us. Please keep us up to date like this. Keep writing.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*