“Distancia” de Beatriz Rivas

Distancia-Beatriz-Rivas-Planeta-2012

MARIBEL ELÍAS |

Muy prolífica ha resultado la producción de Beatriz Rivas, escritora y periodista originaria del Distrito Federal, quien ha trabajado en varios medios de comunicación del país y que ahora se dedica de lleno a la escritura. Puesta al público hace contados meses se encuentra su cuarta y más reciente novela: Distancia (Planeta, 2012).

Armando y Margarita pertenecen a distintas clases sociales, media alta y baja respectivamente. Mientras Armando es amante de la música y la lectura, Margarita trabaja como camarera de un hotel, el nivel cultural entre ambos se antoja abismal. Con todo, se enamoran, y lo hacen en un periodo marcado por los extremos, el sexenio de López Portillo, tiempo de despilfarro y de pobreza, de nuevos ricos y de nuevos pobres.

La novela inicia con la toma de posesión del presidente de la República, quien durante su discurso alimenta de optimismo al país; muchos le aplauden, se conmueven, se llenan de esperanza. Por azares del destino Armando y Margarita se encuentran en un vagón del metro. La joven trae entre sus manos un ejemplar de La dama de las camelias, libro que el protagonista conoce muy bien. En el momento dialogan un poco, después cada cual vuelve a su propio camino, pero desde ese instante Armando experimenta una especie de absurdo enamoramiento que lo lleva a buscar a su Margarite Gautier de la vida real.

El tema de Distancia se desarrolla a partir de una presunta historia de amor que sirve como pretexto para denunciar los abismos que separan a la sociedad, y se ubica en el periodo de López Portillo porque la desmesura y el derroche se presumían y gritaban por doquier. Fue una época donde comenzó a desarrollarse otro nivel en el desbarajuste económico y político del país.

Un dato importante referido en la obra es que casi todo el país aún tenía esperanza en su presidente. En el momento se llegó a creer en un crecimiento económico rápido e increíble que, sin embargo, al poco tiempo, dejó al país en crisis, devaluó el peso y encareció los productos. La ilusión del buen manejo del petróleo llegó sólo a eso, la nacionalización de la banca derivó en desastre… Fue el fin de la credibilidad y el inicio de un pesimismo generalizado, porque en este México corrupto todo se soluciona con “mordidas”, aquí nada es accidental, ningún error es espontáneo, todo está planeado (sucesión presidencial que apagó ilusiones encendidas…).

La novela de Beatriz Rivas evita caer en los estereotipos en donde los malos son los ricos y los buenos los pobres. Cada personaje cumple un determinado rol social y opta por una personalidad particular sin ser impuesta, como lo es un nivel económico a la hora de nacer. Se decía también que el asunto de la novela no es la historia de un amor ni el relato del sexenio de López Portillo, es el de la distancia, y para ello la narración se vale de datos históricos y políticos.

La estructura de la obra es simple, está marcada por tres actos que muestran el inicio optimista de un amor y de un sexenio, la vacilación de ambas partes y finalmente su caída; aparecen epígrafes bajo los títulos originales de los capítulos, en los que se encuentran varios subcapítulos numerados. El tiempo es lineal y el narrador omnisciente. El vocabulario estándar que comprende a toda la novela es muy asequible para su comprensión, incluso los asuntos de índole económica están bien explicados para que el lector no tropiece ni se detenga.

Su mejor acierto es una buena escritura que permite un tránsito llevadero, capítulos descritos con pericia que hablan de algunas costumbres entre clases sociales (los apartados de Margarita recuerda… son ejemplares), y el breve guiño a la novela de Alejandro Dumas que sirve para equiparar a las Margaritas, protagonistas de ambas novelas.

Un rasgo novedoso es la temática erótica que se desarrolla, pues ahora es una escritora quien describe el proceso de excitación de un hombre, una escena detallada y objetiva, punto valioso porque no es algo que se vea con frecuencia en la literatura, ya que comúnmente es el hombre quien describe a la mujer y su cuerpo, y no a la inversa.

Otra cualidad que merece una puntual atención es la figura del esnob mexicano, el nuevo rico, ya que la mayoría de los políticos y de quienes detentaban un cargo público se ganaban el puesto porque eran amigos de alguien influyente, y de la noche a la mañana, de ser “nadie” pasaban a ser un sujeto “importante”. Aún así hubo quienes por sus propios méritos se hicieron “acreedores” de cierta condición económica. Un ejemplo es el padrino de Armando, Ignacio Madero Mariscal, quien nunca fue un prominente empresario, no obstante presumía de haberse subido al lujoso metro de Moscú y al de París, jamás al del Distrito Federal, esto mientras leía A calzón quitado de Irma Serrano; a la hora de llamar a la mesa lo hacía con un francés mal pronunciado, À table!, al tiempo que tocaba una campana de plata; su conversación giraba en torno a sus viajes al extranjero, al auto que acababa de comprar, lo que pagaba por sus vinos traídos de Francia… La novela está llena de esnobs sin clase ni educación.

Respecto a los protagonistas se debe mencionar que ambos son personajes grises, antihéroes, presas de un ajuste enfermo de la vida que a uno le da apariencia de sombra y a otra la hace sentir feliz con lo que es y lo que tiene prohibiéndose soñar; de ahí Margarita es la mejor representante del típico conformismo con el que se caracteriza a los mexicanos. En su relación de pareja el pesimismo permea el amor que finalmente termina, situación que permite que cada uno tome un conveniente rumbo en sus vidas.

Hay un capítulo donde se escribe sobre la entonces primera dama Carmen Romano y uno más donde se hace lo mismo sobre su esposo, y en ambos se habla de sus posibles aciertos y desaciertos, de lo bueno y de lo malo, porque ninguna persona es enteramente buena ni enteramente mala, pero la balanza tiende a ejercer más peso sobre un lado, más todavía al ejercer una actividad tan importante como es dirigir a un país entero. No se trata de juzgar a los gobernantes, sino ser partícipes de sus hechos.

Una buena obra siempre lleva a la reflexión, a la crítica. Distancia describe hechos y situaciones que remiten al recuerdo, pero el desarrollo de la historia requiere cuestionamientos que alienten a pensar, a pesar de la parquedad en las descripciones. Existe el caso, por ejemplo, de Arturo Durazo Moreno, el Negro Durazo, Jefe de Policía y Tránsito del D.F., ascendido a General de División sin pasar por el ejército, entre otras tantas irregularidades. A Durazo se le identificaba como un jefe cruento y desmesurado, se hizo de mucho dinero, de casas, de autos. José Gonzáles Gonzáles, ex colega y amigo suyo, escribió alrededor de los años ochenta un libro titulado Lo negro del negro, donde denunciaba los abusos y excesos del comandante. En esencia, Distancia menciona lo que se supo, se sabe y se sabrá: un país marcado por la corrupción y por las diferencias.

Ahora bien, toda novela, para poder tildarse de política, debe crear efectos que permitan al lector descubrir acontecimientos ocultos en las relaciones de poder, para que asuma una postura crítica que comprometa con la transformación de su realidad, si no hay estos resultados sería una novela consensual: una narrativa con tintes políticos sin ser precisamente analítica. No es que el sexenio de López Portillo y sus consecuencias sea algo oculto, es que no hay un sentimiento que auxilie a recuperar el interés activo en la política para abogar por un cambio.

Así, es posible distinguir la política de la novela de la novela política y, en ocasiones, el mero retrato de un momento de la historia no es suficiente para provocar la ansiada reflexión en el individuo. Por supuesto algo que diferencia a una novela política de una crónica o de cualquier nota del periódico es su forma, el artificio estético. El excelente relato y la singularidad que conlleva escribir procesos sociales complejos es lo que provoca su recuerdo en el lector, lo que tiene más relevancia que leer una novela política llena de nombres y datos que es difícil recordar. Las primeras prevalecen: existen grandes novelas políticas de las que se aprende más de lo que se cree, pues llevan a la literatura, a la política y a la historia a un plano comprometido y difícil de olvidar.

Beatriz Rivas recurre a la descripción, a la certeza del dato, a la elaboración de pinturas interesantes. Evidencia, sin embargo, una falta de postura. La novela no es estrictamente política, su tema es la distancia social y humana. La pretendida denuncia se resguarda. El lector añora la provocación, el ruido, una pauta más clara que permita distinguir la situación. Y si la intención es mostrar los errores del ex presidente y de su gabinete, no se cumple del todo con ese cometido.

En la clasificación de novela histórica, Distancia encaja bien: un suceso histórico “verídico” se atraviesa en la trama y puede convertirse en la parte crucial o sólo funcionar como trasfondo. Gran parte de los nombres de los personajes son reales, salvo Margarita, Armando e Ignacio Madero Mariscal, todos los demás son fácilmente ubicables, situación afortunada que permite al lector indagar sobre ellos, a interesarse por el periodo como un lector “crítico”. Quien se precie de conocer historia tendrá más herramientas para cuestionar la autenticidad de la crónica en la narración.

Distancia no es, estrictamente, una novela realista, ya que si bien tiene algunas características tampoco desarrolla a cabalidad las que en general se consideran: primero, porque el tiempo debe ser coetáneo del escritor, por lo tanto, se hablaría de una realidad cotidiana que prescinde de la imaginación y de la fantasía, así como del subjetivismo romántico. Siguiendo la idea de contemporaneidad, la precisa observación y descripción (no tan exacta como en el naturalismo) queda descartada. El espacio tiene que ser realista, verosímil, descrito con lujo de detalles, para eso se necesita vivir el hoy; igualmente, debe haber un análisis objetivo de las situaciones y de los personajes, quienes deben atender un conflicto psicológico muy marcado. De Armando y Margarita se deduce un conformismo en sus vidas y la preocupación por su pareja. Su construcción es tentativamente frugal, pues la complejidad de su interior no muestra más que lo necesario para la ilación de la historia.

Distancia cumple con el requerido narrador omnisciente, con diálogos que dan voz a cada personaje. Existe un predominante espacio urbano, el Distrito Federal, y un contexto de cultura pop bien delimitado, mismo que se muestra en la vida de Margarita y de sus conocidos. La lineal estructura del tiempo y su eventualidad se marca por el desarrollo de los tres actos o capítulos de la novela, la autora acude a fechas para marcar ciertos sucesos importantes, lo que demuestra una secuencia templada.

Muy importante es la sistematicidad del lenguaje que permite la caracterización de ambientes, la personalización de clases, la vivacidad y credibilidad de los personajes. El lenguaje de la clase baja, sobre todo el de dos particulares personajes, Juan Pablo y su primo El Crustáceo, es bien caracterizado; sin embargo, existe una llaneza parecida en el léxico que usan tanto la clase alta como la baja, y quizá esto se justifica porque muchos de los nuevos ricos eran esnobs (ejemplos del lenguaje estándar: cabrones, cabrón, chingo, puta madre, la neta y supernice; no obstante se dice que desde entonces —¿y desde siempre?— eran términos muy usados, añadiendo que tener capital no justifica la educación).

Al respecto, hay una escena memorable donde Armando va a casa de su novia a comer con su familia y se da cuenta de que tiene un vocabulario diferente del que utilizan su suegra y sus cuñadas, piensa que la educación entre él y su novia fue muy distinta hasta para aprender a usar palabras, escucha voces que él no usaría, se apena de la distancia. El tono del lenguaje se distingue, pero las frases de moda que pudieran hacer real la temporalidad no parecen asomarse.

En el arte se dice que vale más la forma que el fondo, pues es la manera en que se aprehende y captura a un lector. El genio de la creación hace que una idea perdure y fluya a través del tiempo, una buena novela desafía a la cronología, los lectores tienen la última palabra. El artificio debe estar al servicio de la toma de consciencia, de la reflexión para mejorar el mundo. La novela, según Kundera, “no es una confesión del autor, sino una exploración de lo que es la vida humana en la trampa en que hoy se ha convertido el mundo”, entonces la novela examina la conducta humana a través de los personajes, y entre lo mejor que puede tener una obra se encuentra la multiplicidad de sus posibilidades, los sentidos que se encuentran fuera de lo literal, la búsqueda del análisis vital.

Ni rigurosamente política ni estrictamente realista, con un contexto histórico determinado, Distancia es una novela bien redactada y con datos interesantes que pueden atraer al lector a una investigación de hechos; estéticamente sencilla, tiene una estructura y linealidad que puede situarse en el canon de lo normal, cuya función es la descripción de una denuncia: México está repleto de secretos a voces, no hay legalidad, ni justicia, jamás ha existido la soñada y utópica democracia… ¿Qué se hace en estos casos?, ¿nadie dice nada?, alguien levante la voz, ¿ha funcionado? Las armas de fuego ya no son suficientes, y quizá el único escudo verdaderamente eficaz es la lectura.

| RMM | ME |

320 Comments

  1. Your style is very unique in comparison to other people
    I’ve read stuff from. I appreciate you for posting when you’ve got
    the opportunity, Guess I’ll just bookmark this web site.

  2. Hey there, just turned out to be alert to your web page through yahoo, and realized that it’s pretty interesting. I’ll be grateful for if you continue on such.

  3. Appreciation to my father who stated to me on the topic of this
    website, this weblog is in fact awesome.

  4. Remarkably enjoyable suggestions you’ll have remarked, thanks for setting up.

  5. It can be practically unthinkable to find well-educated visitors on this theme, in addition you come across as like you are familiar with the things you’re preaching about! Appreciation

  6. It really is practically close to impossible to find well-updated men and women on this area, regrettably you come across as like you are familiar with the things that you’re preaching about! Appreciate It

  7. Incredibly absorbing data you have said, many thanks for submitting.

  8. Greetings here, just started to be aware of your wordpress bog through Bing and yahoo, and discovered that it’s pretty entertaining. I will truly appreciate in the event you keep up this idea.

  9. I merely hope to share it with you that I am new to writing and genuinely adored your write-up. Very likely I am inclined to store your blog post . You seriously have great article material. Be Grateful For it for expressing with us the best internet write-up

  10. I feel that is among the so much important info for me. And i’m satisfied studying your article. However wanna commentary on some normal things, The site taste is ideal, the articles is actually nice . Good task, cheers.

  11. Howdy are using WordPress for your blog platform? I’m new to the blog world but I’m trying to get started and create my own. Do you need any html coding knowledge to make your own blog? Any help would be really appreciated!

  12. very nice post, i actually enjoyed this web site, carry on it

  13. Hi, here from yahoo, i enjoyng this, I come back again.

  14. This is good. Cheers!

  15. Hi, happy that i stumble on this in google. Thanks!

  16. I simply must tell you that you have an excellent and unique web that I really enjoyed reading.

  17. Yeah bookmaking this wasn’t a risky decision outstanding post! .

  18. I simply want to tell you that I’m new to weblog and actually liked this web page. Very likely I’m likely to bookmark your blog . You really come with really good stories. Thank you for sharing your blog.

  19. Great stuff to see, glad that duckduck took me here, Keep Up cool job

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*