El rap en Cuba, reprimido por el régimen castrista: Keren Kmanwey

La cantante y compositora cubana explica lo que significa el régimen castrista para la libre expresión de los artistas en la isla

De niña pasó sus primeros años cantando en los coros de la iglesia y la escuela en la provincia de Camagüey, Cuba, pero con el paso del tiempo las amistades llevaron a Keren Kmanwey a componer y crear un estilo para cantar Hip-Hop.

Sin tener muchos conocimientos musicales acerca de este género y no interesarse mucho por él, Kmanwey acepta que los músicos cubanos que la alentaron a seguir en el camino del rap son Brebaje Man, Explosión Suprema, Bárbaro El Urbano, Danay Suárez, Los Aldeanos, entre otros hispanoamericanos como Mala Rodríguez, Tego Calderón y Calle 13.

En entrevista con MilMesetas, Keren declara que le agrada leer literatura realista porque alimenta la música que crea, pero no dedica mucho tiempo a leer sino al libro de la vida.

“Me gustan autores tales como el norteamericano Bukowski, porque siento que me sensibilizo más con textos del realismo sucio. Y disfruto mucho leyendo poesía y prosa poética, aunque leer no es de las cosas a las que más le dedico tiempo”.

En cuanto a la escena del Hip-Hop en Cuba dice que recorre la isla de una punta a otra, pero de manera clandestina y casi invisible.

“En cuba desde que llegas puedes sentir el ambiente musical, así que de por sí ya los cubanos venimos con música en la sangre, hay muchos artistas en Cuba de todas las manifestaciones y formas artísticas que puedas imaginar, así que la escena está activa a pesar de no estar visible”.

Acepta que el gobierno cubano se ha encargado de cerrar e impedir que se habrán espacios alternativos tanto de hip-hop como de otros estilos musicales, “vemos en la sociedad cubana tristemente una enorme decadencia cultural y gran parte de eso culpa del régimen de los ‘castros’ implantado en Cuba por más de 60 años”.

Reitera que es muy difícil “hacer rap en Cuba o cualquier cosa que planteé opiniones y posturas diferentes a las establecidas por la dictadura”.

“Todo es castigado, cualquier diferencia de pensamiento es juzgada de forma radical y termina en la encarcelación de muchos artistas raperos, opositores, grafiteros, artistas audiovisuales, en fin, cualquier artista que vincule su discurso con la política o la realidad cubana se ve dañado, censurado y en el peor de los casos, preso o exiliado; además, las persecuciones que sufren las familias de los artistas que se encuentren activos en este aspecto”, declara.

Keren llegó a México como parte del proyecto Melah, que incluía artistas cubanos, colombianos y mexicanos, el cual fue conformado por la fundación colombiana Cartel Urbano y se trataba de hacer intercambios y residencias entre varios países.

“Me quedé en México por una cuestión de seguridad personal, yo no podía continuar viviendo en Cuba por la represión, pues mi música en gran parte está mezclada a un discurso que se opone al régimen.

“El año pasado salió una nueva ley que sería el artículo 349 que sería una legislación que encarcela a artistas que trabajen de manera independiente, pues el gobierno cubano ha nombrado instituciones que son las que decidirán quién es artista en Cuba y quien no. Para ser artista se deben de cumplir los requisitos establecidos por ellos y estos requisitos están muy lejos de mis ideales políticos, así que teniendo en cuenta que en Cuba no me iba a poder presentar más, decidí quedarme aquí para poder de alguna manera ser libre y crear mi arte sin ser castigada o tratada como delincuente”, explica.

Portada del disco que se cocina en los estudios.

Keren Kmawey presentará próximamente su disco “¿Qué más Keren?” y tendrá a lo largo del año varias presentaciones en diversos recintos independientes. La puedes seguir en su fanpage de Facebook: https://www.facebook.com/kerenkmanweyycuba/ 

Comments are closed.