Filosofía hoy, en la cultura

“Un filósofo cínico”, Luca Giordano

CARLOS EDUARDO MALDONADO |

Pensar, reflexionar, es un lujo que las sociedades a veces se permiten. Cuando, como ha sido sabido siempre, las condiciones materiales les permiten a esas sociedades tener filósofos. Gente que les ayude a comprender las cosas, gente que les ayude a explicar los fenómenos.

Pero en ocasiones, igualmente, pensar, reflexionar, es un asunto que surge como la mejor, incluso como la última de las posibilidades. Como una forma para que individuos y sociedades se mantengan a flote. Al fin y al cabo, la única obligación moral y metafísica consiste en mantener la nave a flote. Sin que haga agua. Lo demás es subsidiario. Partir de un puerto o arribar a otro. Las naves no pertenecen a los puertos, sino a las aguas. A los mares y los océanos. Esas naves somos nosotros mismos.

Los grandes asuntos sobre el universo y la realidad se diluyen en ocasiones por las cosas cotidianas que tenemos, que nos rodean y nos acontecen. Fue el papel del estoicismo, y sigue siéndolo en el transcurso de los tiempos y los acontecimientos. Entonces las reflexiones se hacen minimalistas, como se dice. ¡Como si esas pequeñas experiencias cotidianas no valieran, o valieran menos que los grandes interrogantes llamados metafísicos!

Filosofías de lo cotidiano, filosofía de las cosas, filosofía de las experiencias. Tiempos y culturas de crisis que no dan tiempo, abasto ni instrumentos, como se dice, para los grandes asuntos de envergadura cósmica o universal. Pues hay que hacerle a cada día, sacar cada día del otro lado. A donde quiera que el otro lado conduzca.

Tiempos turbulentos y contextos de complejidad. Fortalecer el espíritu, manifestar que comprender es una forma de sanar, una forma de alimentar las ganas, una forma de nutrir y esculpir a la loca tolondra horizontes posibles, mañanas probables.

La ética, esa veleidad de la que los filósofos quisieron hacer sistemas, siempre fue y ha sido, y jamás será otra cosa, que manuales de autoayuda. Consejos y recomendaciones, advertencias y buenas intenciones. Con base en experiencias propias y pasadas; con la ayuda de imaginación y precaución hacia lo advenidero y advenedizo.

El texto de un padre llamado Aristóteles a su hijo Nicómaco, punto. La carta de un amante padre a su hijo llamado Menelao, y nada más. Este otro, alguien llamado Epicuro. Y varios casos semejantes. En fin, la ética, literatura de ayuda y buen consejo. Como cualquier otro.

Hasta cuando, por necesidad de paternalidad, los hijos piden consejos y reglas, métodos y seguridades, garantías y recetas. Los hijos de los tiempos que no pueden con lo suyo, y se apegan a lo que sea para no hundirse por la proa o la popa. La ética se confunde fácilmente con la religión, y ambas con los saberes comunes y circulantes. Y la paternalidad se une entonces con el paternalismo. Y como acertadamente lo anunció Kant, los hombres y los pueblos permanecen en la minoría de edad. Siempre a la espera de un mesías, de un sacerdote, un político o un “líder” que los tome de la mano y les indique las acciones correctas y necesarias.

La minoría de edad, esa condición en la que los seres humanos, individual y colectivamente, necesitan métodos en todos los campos, herramientas en todos los ámbitos, recetas y reglas en todas las cosas. Y claro, se les suministran.

Desde los variopintos textos de Nueva Era, hasta las metodologías de investigación; las herramientas de toda índole y los consejos sobre cómo conseguir amigos, cautivar mercados y vivir felices. Terapeutas del alma, policías del alma y el espíritu. Administradores de la vida. Que claro, hacen su negocio. A expensas de las necesidades y la miseria, de la pobreza y la indigencia. Mentales, intelectuales, afectivas o emocionales.

Sacerdotes con toda clase de nombres, ritos y vestidos; con sus jergas. Vendedores de manuales de todo tipo. Profesores de ética y metodologías variopintas. Autores de mercadería cultural; gadgets espirituales. Y siempre economistas, financistas y políticos que administran, generan y alimentan la incertidumbre psicológica. Con sus esbirros, los periodistas, directores y editores de los grandes medios.

En el mundo entero, la sección más rentable de una librería es, hoy por hoy, la dedicada a los libros de autoayuda, en toda la extensión de la palabra. Filosofías de sentido común, el sentido común: la angustia mejor repartida en el mundo, para hacer la paráfrasis de una idea conocida.

Vidas, centenares de millones de vidas, que penden las veinticuatro horas de un hilo. Para las cuales el azar cobra la apariencia de necesidad, y la contingencia se adopta en las formas variadas de la providencia y el providencialismo. Aceptar, al cabo, lo inevitable y la fatalidad, sin jamás haber osado levantar la voz, levantar el puño o mirar al lado y asociarse con otros. Saber, en fin, que la tragedia propia no es única y que, por el contrario, es el guión de una obra cuyos hilos manejan poderes ocultos y oscuros. (Todo poder es oscuro, en contraste con la vida misma, que es transparente y se quiere como tal; incluso en las formas del juego.)

Tomar la vida en sus propias manos, tomar el destino en sus propias manos sin que otros la administren. En esto consiste la dignidad misma de la existencia. Y el único motivo finalmente verdadero de autoestima. En fin, el único legado que podemos dejarles a nuestros hijos y sobrinos, a nuestros amigos y descendientes.

Ya que una vida que no se atreve a tomar su propia vida en las propias manos no merece ser vivida. Lo saben los desesperanzados que actúan. Y sin fanatismos, sí: que no mueren aunque en el intento fallezcan.

Puesto que uno de los engendros del Maligno es, en estos tiempos que transcurren, el institucionalismo de todo tipo. Institucionalismo económico y jurídico; institucionalismo político y social. Hasta las universidades, supuestos espacios de libertad, han llegado a ser denominadas y a llamarse a sí mismas “instituciones”. Horribile dictu. Pues que todo lo del Maligno es feo y escabroso, no tiene estética.

Las instituciones, esos servidores del demonio que convierten a todo, absolutamente todo, en medios para sí mismos. Ellas, que sólo quieren reproducirse a sí mimas, y perpetuarse de todos los modos. Instituciones contra individuos. Captan almas y las roban, compran almas y jamás las devuelven. Y las condenan a todas.

Condena al trabajo devorador: vivir para trabajar. A la propiedad y la posesión incluso a plazos, el sistema de crédito. Y a llenarse de cosas que no son necesarias, pero que la gente no lo sabe. Seducción y teología demoníaca. Publicidad y propaganda, mucha, mucha. Venderle su alma al diablo a plazos, hipotecar la existencia, olvidarse, en fin del tiempo.

Manuales de funciones, misiones y visiones de toda índole, objetivos generales y específicos, planeación diversa y prospectiva, sentido de pertenencia y fidelidades reclamas de corte institucional. Iglesias, Partidos, Estados, Banderas; esas realidades que reclaman siempre mayúsculas. Y que destruyen la esperanza y la buena vida, la vida buena.

Pensar sobre los intersticios y las comisuras. Pensar en los reposos y entre callejones. Filosofías necesarias del instante, eso que alguien ha llamado de los tiempos líquidos.

Liquidificación, todo lo sólido se desvanece en el aire, ha sostenido algún pensador. Sustine et abstine, esa expresión de Epícteto, otro estoico, que tanto le gustaba a Kant, y que la adornaba, pietista él, con esta otra: ora et labora, cuya base es la atención a la regulación del horario. Y el horario excelso de todos es el del trabajo. O la labor, si queremos retomar a Hannah Arendt, esa enamorada perdida y distante a la vez de Heidegger, la única, todo parece indicarlo, a quien el filósofo amó verdaderamente. Aunque nunca lo dijera, como tampoco nunca citó sus fuentes.

Filosofar es un asunto de gusto en el que se aprende el vértigo; es, incluso, si se quiere, un llamado de vocación al que se obedece por el gusto a la lectura y un buen impulso a la reflexión, el cuestionamiento y la crítica. ¡Pero hay tantas puertas que conducen a la filosofía, a la buena filosofía! Ella no tiene una puerta de oro y tampoco pide pasaporte ni visa.

La filosofía, ésa que abunda entre nosotros, y que no confunde la filosofía con la historia de la filosofía. Pensar auténtico, reflexión crítica que para serlo adopta en los tiempos que corren la forma libre del ensayo. Pues por fuera del ensayo la filosofía se acartona, se vuelve rígida y al cabo, estéril.

El ensayo, ese invento de Montaigne para librarse del medioevo y sus sombras. O esa voz libre de Erasmo, el originario de Rotterdam. Y desde entonces, lanzándose en caída libre hasta nuestra ápoca. Excepto por esas rigideces, en su momento necesarias, que fueron las construcciones alemanas.

Pensar hoy en día se llama ensayo. Y es filosofía, incluso aunque no se tenga un diploma en la materia. Pensar, ensayar, tomar la iniciativa frente al mundo y el decurso de las cosas.

En cualquier caso, no reaccionar. Pues la reacción es propia de los cuerpos físicos. Que no son libres nunca, y siempre existen y se someten sólo a leyes.

El ensayo, esa forma en la que el pensar no se restringe a los sistemas o modos de citación y a los tecnicismos. Ese que usan los científicos cuando quieren hablar, al cabo, de cosas de todos y del mundo en un lenguaje asequible y no técnico. El ensayo, la verdadera, la última, según parece, forma de la libertad del espíritu que piensa. Que piensa, y entonces escribe.

En el ensayo logra a veces escucharse el grito, el gemido o la respiración que se esfuerza. Leer bien el ensayo consiste en realidad en escuchar la respiración y las palpitaciones del autor. Sosegadas y calmas, rápidas y sudorosas. Más allá de la extensión del ensayo.

Pensar, dejar que las ideas se fusionen con el lenguaje en esa cocina perfecta que es el buen argumento. Dejarlos cocinar a fuego lento, o en cocción sazonada con paciencia y trabajo. Pensar, ese ejercicio que comienza siempre en pregunta y se hace cuestionamiento, distanciamiento. Crítica de la obviedad.

Tiempos de turbulencias, tiempos de incertidumbre e inestabilidad, tiempos de crisis, de profunda crisis sistémica y planetaria. Tiempos de fluctuaciones, puertas que se cierran, puertas que no terminan de cerrarse. Mientras otras no se abren, o se abren y no es claro lo que aparece más allá del umbral. Y mientras tanto, vivir. Vivir irremisiblemente. Aguantar y resistir. Vivir a como de lugar, a contracorriente o incluso, para muchos, inercialmente.

Pensar las cosas mismas de la vida. Unos, el lujo y las comedias de televisión. Otros, las cosas que acontecen de manera sorpresiva. Pero siempre, en todos los casos, pensar como ensayo. Pensar en ensayo. El ensayo mismo del pensar.

El filósofo, esto es, el pensador —aunque carezca del título académico—, precisamente aquel que no reduce la filosofía a la historia de la filosofía, escribe en la forma del ensayo. Cuando es verdaderamente libre y no quiere reducir lo suyo al espacio estrictamente académico.

El ensayo es lo que queda cuando la escritura técnica se ha secado y no llega a la sociedad y otros que no están en los círculos especializados. Cuando desde cualquier esfera especializada se quiere abrir las ventanas y las puertas es el ensayo lo que se le ofrece a la mano inmediatamente. Essai, studie, Studie, essay, ensaio…

Cuando otros, más refinados o debido a razones fisiológicas, han escrito aforismos. Ese aguijón dilecto que enuncia y sobre todo sugiere. Los aforismos, que es lo más cercano que los conceptos pueden acercarse jamás a la poesía.

Los filósofos se hacen necesarios como aquellos que se dan a la tarea de comprender las cosas que suceden. Las pequeñas tanto como las grandes. Las propias tanto como las de los demás, y las de todos. Y comprender las cosas ayuda a llevar la existencia mejor, más grata, más plena. La comprensión es una de las funciones misma de la biología.

No son parásitos los filósofos, quienes piensan, quienes ayudan a explicar las cosas, en su lógica o lógicas posibles o reales. A diferencia de esos otros parásitos y depredadores sociales, como los banqueros; los banqueros y buena parte del personal militar y de policía. Que no cumplen no solamente ninguna función de desarrollo social y de afirmación y cuidado de la vida, sino, además, y lo que es aún peor, ninguna función evolutiva. Parásitos y depredadores: viven de los demás, y a costa de los demás. Como los recaudadores de impuestos, o muchos abogados.

Pues lo que prima entre ellos es un argumento de orden teológico: viven gracias a las penurias de los demás, chupándoles el alma, literalmente. Son los verdaderos representantes de los zombis (come cerebros), de los vampiros, y todas sus zagas. Son sencillamente inútiles para la cultura, en una sola palabra.

Comprender el universo y el mundo, entender la propia existencia. Entender incluso que en ocasiones las cosas suceden sin razones. O sin una razón mejor que cualquier otra. Que es en lo que consiste la aleatoriedad. Y la contingencia.

Recordar que somos seres esencialmente frágiles que ponemos sustento en nuestras acciones y nuestras realizaciones, nuestros sueños y planes, y ante todo —¡sobre todo! — los resortes sociales que nos sostienen, incluyendo la familia y los amigos. Y nos hacemos necesarios en la medida en que nos inventamos, en que inventamos la vida misma.

Pues, análogamente a como sucede en derecho, hay que construir las pruebas, las evidencias. O como es el caso en el periodismo y la comunicación social: hay que construir la noticia. Pues allá afuera, en realidad, nunca sucede nada. En el mundo nada pasa. Hay que construirlo. Descubrirle su(s) lógica(s) o bien otorgarle alguna lógica posible. Asimismo, la vida es una construcción que nos inventamos como podemos. Así: como podemos. Tan rápido como sea posible. No más lento ni más rápido.

Y entonces escribir. O hablar con y ante los demás. Y pensar, siempre. Lo cual requiere un esfuerzo, un trabajo. El pensar es un proceso termodinámico que requiere un costo y que produce, proporcionalmente —no de manera causal— un resultado. El pensar es el ejercicio de la vida cuando explora posibilidades.

El filósofo ayuda a pensar, aunque pueda no ser su cometido principal. Igual que el artista, por ejemplo. El filósofo ayuda a comprender en su propio proceso, incluso aunque no se lo proponga. Pues, con seguridad, no sabe. No entiende o comprende. Ayuda a comprender comprendiendo. Se da a la tarea de explicar las cosas, y así las va explicando. En el proceso. El cual se plasma, al cabo, en un texto. Pero es eso: la expresión de un proceso. ¡Hay que creerle, de una vez por todas, a Sócrates!

Sócrates, quien nunca escribió porque no terminaba de tener claras las cosas…

Lo cual nos ayuda para decir lo siguiente: hay dos formas de escribir. De un lado, para decir: “así veo las cosas”, “en esto voy”, “estoy en este movimiento”. Y de otra parte para decir: “Hasta aquí llego con esto, y ahora cambio de rumbo”. “Así veo las cosas, y ahora giro la nave”. (Claro, cuando la escritura es honesta…)

Pensar, explicar, comprender, tres modos en los que la existencia revela su gratuidad y en los que, cuando son auténticos, estamos en el filo del caos. Volver sobre temas anteriores y reinterpretarlos, terminar de reconfigurarlos, hoy. Buscar luces para el camino en referentes de la historia. Clásicos o acaso episódicos y circunstanciales. Lanzarse de nariz al presente y en los rápidos de la vida intentar encontrar asideros, o adaptación a los cambios de un rápido de la corriente a otro. O también, como es con frecuencia el caso, buscar ayuda en otras ciencias y disciplinas hermanas y gemelas.

Que es cuando la filosofía llamada “pura” se transforma en sociología. O cuando habla en clave de antropología. O cuando interpela a la biología, a la política, a la economía, por ejemplo, y se impersona hablando como ellas, pero con carácter filosófico. Epistemológico, como se dice con frecuencia. O al revés. Que es cuando otras ciencias y disciplinas hacen lo verdadero radical, y filosofan. Pues la filosofía no es un asunto exclusivo de los filósofos profesionales.

Filosofar es el tema mismo de una racionalidad que cuestiona y se pone a sí misma en cuestión. Ponerse en cuestión, que es saber que de hecho o como posibilidad somos o podemos ser otros. Y cuestionar, que equivale a asumir que las cosas pueden ser siempre de otro modo que como son o como aparecen. En fin, no dar nada por sentado.

La sociedad les paga y les abre un espacio a los pensadores. Por ejemplo a través de la escritura, o la academia, o la investigación, hoy en día. Cuando no, por ejemplo, como asesores y/o miembros de organizaciones de diverso calibre: sociales, públicas o hasta privadas. Y la responsabilidad moral del pensador consiste entonces en tomar la cosa en serio: pensar, pensar a fondo, pensar de manera radical.

No hay una sola manera de pensar, sin embargo. Se piensa, se explica y se comprende en la forma de las artes y la poesía. Se piensa y se explican las cosas en textos de diversos niveles. Hoy en día, se piensa cuando se establecen múltiples conexiones. Pues pensar, hoy en día, no coincide, como en el pasado, en el análisis. Ya que analizar significa segmentar, dividir, fragmentar, aquello sobre lo cual pensamos o nos ocupa. Y en los tiempos que corren, por el contrario, se impone otra forma diferente a la de Aristóteles, Descartes y todos los suyos.

Se trata de pensar como síntesis, por vía de síntesis. Que es tanto como decir: pensar en conexiones, pensar en niveles y sus relaciones, pensar en paralelo, sin prioridades ni jerarquías.

En fin, pensar, darse a la tarea de explicar las cosas, hacer los esfuerzos más denodados por comprender. Sabiendo que nunca se tiene la última palabra.

| RMM | CEM | @philocomplex |

___________

Carlos Eduardo Maldonado. Profesor titular de la Universidad del Rosario en Bogotá, Colombia. Autor de numerosos libros, artículos y ensayos sobre ciencia, política y cultura. Ph.D. en Filosofía por la Universidad Católica de Leuven (KU Leuven, Bélgica). Postdoctorados en Universidad de Cambridge, Universidad Católica de América (Washington, D. C.), Universidad de Pittsburgh.

Tags:

440 Comments

  1. paaqzessz,A fascinating discussion is definitely worth comment. I do think that you ought to publish more on this topic, it may not be a taboo kncthdgh,subject but generally folks don’t talk about such subjects. To the next! All the best!!

  2. I’ll right away grab your rss feed as I can not
    in finding your email subscription link or e-newsletter service.
    Do you have any? Please allow me know so that I could subscribe.

    Thanks.

  3. Hello, Neat post. There’s a problem along with your site in web explorer, might check this?

    IE still is the marketplace chief and a large portion of other folks will omit
    your magnificent writing due to this problem.

  4. each time i used to read smaller articles that as well clear their motive,
    and that is also happening with this piece of writing which I am reading at this place.

  5. Write more, thats all I have to say. Literally, it seems as though you relied
    on the video to make your point. You obviously know
    what youre talking about, why throw away your intelligence on just posting videos
    to your weblog when you could be giving us something enlightening
    to read?

  6. Hey! This is kind of off topic but I need some help
    from an established blog. Is it very hard to set up your own blog?
    I’m not very techincal but I can figure things out pretty quick.
    I’m thinking about making my own but I’m not sure where to begin. Do
    you have any points or suggestions? Thanks

  7. Hello! I know this is kinda off topic but I’d figured I’d ask.
    Would you be interested in exchanging links or maybe guest authoring a blog post or vice-versa?

    My site discusses a lot of the same subjects as yours and I feel we could greatly
    benefit from each other. If you might be interested feel
    free to shoot me an email. I look forward
    to hearing from you! Awesome blog by the way!

  8. That is true for funding advice as well.

  9. I truly love your site.. Great colors & theme.

    Did you build this web site yourself? Please reply back as I’m hoping to create
    my very own site and would like to find out where you got this from or just
    what the theme is named. Cheers!

  10. I believe what you wrote was very logical. However, what about this?

    what if you added a little information? I am not saying
    your information is not good., but suppose you added something to possibly
    get a person’s attention? I mean MilMesetas – Filosofía hoy, en la cultura is a little plain. You could
    peek at Yahoo’s home page and watch how they create article titles to grab people to click.
    You might add a related video or a related pic or two to get readers excited about
    everything’ve written. In my opinion, it would make your website a little livelier.

  11. I seriously love your site.. Excellent colors & theme. Did you develop this
    website yourself? Please reply back as I’m planning to create my own site and would love to learn where you got this
    from or exactly what the theme is called. Kudos!

  12. I know this web page provides quality based articles and extra information, is there any other website which offers these kinds
    of things in quality?

  13. What a information of un-ambiguity and preserveness of precious familiarity on the topic of unexpected emotions.

  14. You can certainly see your enthusiasm within the article
    you write. The sector hopes for even more passionate
    writers such as you who aren’t afraid to mention how
    they believe. Always follow your heart.

  15. It is the best time to make a few plans for the future and it is time to be happy.

    I have learn this put up and if I could I wish to suggest you few interesting issues or tips.
    Maybe you can write subsequent articles regarding this
    article. I wish to learn more things about it!

  16. I know this web site gives quality depending content and additional data, is there any other site which offers these kinds of data in quality?

  17. Hi, I think your website might be having browser compatibility issues.
    When I look at your website in Safari, it looks fine but when opening in Internet Explorer, it has some overlapping.
    I just wanted to give you a quick heads up! Other then that, very good blog!

  18. All varieties of investments include sure dangers.

  19. Hi there just wanted to give you a brief heads up and let you know a few of the
    images aren’t loading correctly. I’m not sure why but I
    think its a linking issue. I’ve tried it in two different internet
    browsers and both show the same results.

  20. Take into account investments that offer quick annuities.

  21. Fantastic post but I was wanting to know if you could write
    a litte more on this topic? I’d be very thankful if you could elaborate a little bit further.

    Thank you!

  22. Excellent blog post. I definitely appreciate this website.
    Thanks!

  23. Attractive section of content. I just stumbled upon your blog and
    in accession capital to say that I acquire actually
    enjoyed account your weblog posts. Any way I’ll be subscribing on your feeds and even I achievement you access persistently fast.

  24. oxfzukcoa Yeezy 2019,Hi there, just wanted to say, I liked this article. It was helpful. Keep on posting!

  25. Have you ever considered publishing an e-book or guest authoring on other sites?
    I have a blog centered on the same ideas you discuss and would
    love to have you share some stories/information. I know my viewers would enjoy your work.
    If you are even remotely interested, feel free to send
    me an e mail.

  26. All forms of investments include certain risks.

  27. A monetary advisor is your planning associate.

  28. Thanks for sharing your thoughts about ig.
    Regards

  29. Hello. excellent job. I did not imagine this. This is a splendid story. Thanks!

  30. bookmarked!!, I really like your blog!

  31. This piece of writing will help the internet viewers for building up new web site or even a
    weblog from start to end.

  32. If you are going for most excellent contents like I do, only go to see this web page everyday because it gives feature contents, thanks

  33. This is the perfect website for everyone who would like to understand this topic.
    You realize a whole lot its almost tough to argue with you (not that I really will need to…HaHa).
    You definitely put a fresh spin on a topic which has been discussed for a long time.
    Wonderful stuff, just wonderful!

  34. icjrkxx,This website truly has alll of the information and facts I wanted about this subject and didn?t know who to ask.

  35. Wow, this article is good, my younger sister is analyzing such things, so I
    am going to convey her.

  36. Schwab Intelligent Portfolios invests in Schwab ETFs.

  37. Fine way of explaining, and fastidious paragraph to get
    facts on the topic of my presentation subject matter, which i
    am going to convey in university.

  38. Excellent site you have here.. It’s hard to find high quality writing like yours nowadays.
    I seriously appreciate individuals like you! Take care!!

  39. Peculiar article, just what I needed.

  40. Pretty! This has been an extremely wonderful post. Thanks for supplying this information.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*