Homenaje merecido: Abigael Bohórquez

ab

(Mex) Todo merecido homenaje se torna fiesta y con más ahínco cuando se trata de la creación artística. El homenaje realizado al poeta sonorense Abigael Bohórquez —el pasado miércoles 21 de abril, en el Palacio Legislativo de San Lázaro— no fue la excepción. Y es que se homenajea para celebrar, festejar, pero también para compartir.

Ya decía la poeta y filósofa María Zambrano en 1939, que el poeta es aquel que no quiere salvarse él sólo; que es aquel para quien ser sí mismo no tiene sentido; que “una felicidad que no puede comunicarse no es una felicidad”; así como una soledad, como la de Bohórquez, que no puede acompañarse no es, propiamente, una soledad. El homenaje, pues, a un poeta no se hace tan sólo al autor, sino a todos y cada uno de los escuchas.

El evento abrió con música a cargo de la soprano Sherezada Cruz, y su voz se dejó escuchar por todo el recinto. Participación concluida, por supuesto en aplausos. en la celebración no faltó la gente cercana al poeta, se destacó la asistencia la sonorense Mónica Luna —a cargo de la dirección del documental proyectado en el evento: “La insumisa transparencia”, video donde se pudo escuchar la voz del mismo Bohórquez en plena lectura de sus poemas— y el locutor y actor, también sonorense, Raúl Ortiz —que se encargó de leer, con su voz particular y profunda, algunos poemas y que  obsequió a cada asistente un disco con la grabación de los mismos—.  

Asimismo debemos insistir en la lucidez de la ponencia de la doctora Marcela Palma, coordinadora del Colegio de Letras Hispánicas de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, quien hizo la interpretación, no sólo de la obra del homenajeado, sino de la vida interna del poeta y una reflexión sobre el concepto de madre, de soledad y del desierto interno en la vida-obra de Bohórquez. Le siguió el poeta “Rojo” Córdova que realizó dos afortunadas y empáticas lecturas de poemas del sonorense.

Por su parte, el escritor y filósofo Rogelio Laguna expuso desde un horizonte filosófico-poético, la importancia y la pertinencia que tiene hablar y pensar la poesía de Abigael Bohórquez, no sólo por su sincera entrega a la gente de Milpa Alta, sino por la poesía misma, y por esa voz que habla en los poetas. En palabras de Zambrano (1939), voz que acaece en el hombre, embriaguez. El momento en el que “el hombre es ya otra cosa que hombre; alguien viene a habitar su cuerpo; alguien posee su mente y mueve su lengua.”

Por último, cerrando la merecida celebración, la poeta Anabell Chavira —quien moderó todo el evento— y Víctor Chavira Sevilla —hablaron sobre el impacto social, cultural y artístico de la obra del poeta cuando el poeta residió en Milpa Alta. Algunos discipulos de Bohórquez se encargaron de recordar y disfrutar de algunas dramatizaciones poéticas, interpretaciones de ésa voz, que participa con fuerza y vitalidad en la poesía mexicana y que, no obstante, aún merece ser más leída, más escuchada.

RL

3 Comments

  1. Wow cuz this is extremely good work! Congrats and keep it up.

  2. Keep up the exceptional work !! Lovin’ it!

  3. Amazing this is a beneficial internet site.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*