Jacobo Siruela, treinta años después

©Marta Calvo

Todo el año, el pasto amanece fresco en las llanuras del Ampurdán. De raíz griega, sus pastos son uno de los terrenos limítrofes de Cataluña. Al norte, la frontera francesa; al sur, la Costa Brava del Mediterráneo, otrora borde por donde la Hispania romana recibió a sus invasores con las lanzas al frente.

Poco queda hoy de aquellos belicismos, a no ser un paisaje agreste, silencioso y delicadamente pictórico. Si se avanza por una de sus carreteras, las vistas serán interminablemente verdes, templadas y llanas antes de intuir una construcción: la casa desde donde Jacobo Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, Conde de Siruela, continúa con la que acaso sea la aventura editorial más insólita del panorama editorial contemporáneo en español.

La Villa de Siruela, cuyo título nobiliario posee desde la adolescencia, está ubicada a kilómetros de aquí, en el otro extremo de España, en la provincia de Badajoz. La distancia no es meramente física: a los 23 años, después de una etapa libertaria que incluyó estudios en filosofía, la convivencia con comunidades hippie y una profunda admiración por Talking Heads, el joven Jacobo —tercer hijo de la Duquesa de Alba y heredero de un linaje que se rastrea hasta 1470— tomó la decisión de independizarse económicamente de su familia, una casa que desde hace cinco siglos había borrado la palabra “trabajar” del diccionario.

“A mí me gustaba leer”, afirma Siruela. Tal vez esa fue la primera y única opción para subir al buque y emprender la lucha por una vida ajena a los protocolos nobiliarios y al cobro de rentas. Su meta: el mundo editorial, que crecía como la espuma en una España que hacía menos de un lustro se había librado del anquilosamiento franquista.

Fundó Siruela hace tres décadas, a los 26 años. Comenzó editando un ciclo de narraciones medievales anglosajonas, romances del siglo XIV, a las que nadie auguraba éxito y que se parecía más a un suicidio económico en una sociedad abocada a los trances frenéticos de la movida madrileña, a Almodóvar, a Alaska y Dinarama.

Al año siguiente, el joven organizó junto al empresario Carlos Maier un curso sobre literatura fantástica en una universidad de Sevilla. A sus mesas, en medio de una agitada expectación, acudieron Jorge Luis Borges e Italo Calvino. Ambos, a su manera, definirían el futuro inmediato de Siruela: el argentino dirigiría la serie Biblioteca de Babel para los títulos de la cual escribiría sendos prólogos y Calvino pasaría a inscribirse como el primer gran nombre de nómina fija en el catálogo de la editorial.

En 1989 sería el mismo Calvino quien inaugurara una nueva colección contemporánea: Libros del Tiempo, a la que se sumarían portadas con firma de Amos Oz, George Steiner, Cees Nooteboom, Leonora Carrington, Junichiro Tanizaki, María Zambrano, Álvaro Mutis, Robert Walser y Hans Magnus Enzenberger.

Condenado a la elite, Jacobo Siruela ahora formaba parte de una nueva realeza: una que le apasionaba, una en la que se había ganado el lugar a pulso.

Tres décadas después, Jacobo Siruela se acerca a los sesenta con la mirada inquisitiva del estudiante universitario y la serena sabiduría de un samurai. Su casa en el Ampurdán, amplia, blanca, contemporánea y espaciosa, parece ser depositaria del respeto y admiración que el mundo editorial hispano le profesa: la adorna una ecléctica, balanceada decoración con muebles y accesorios provenientes de varios siglos y latitudes —incluyendo una silla obsequiada por Dalí— que integran vistas de extraña armonía. Precisamente como el catálogo y las colecciones de Siruela.

A finales de los años 80 y principios de los 90 el éxito fue inesperado incluso para el mismo Jacobo. La punta de lanza sería la edición castellana de El mundo de Sofía, un superventas escandinavo para adolescentes sobre la historia de las ideas y el pensamiento, al que no se le auguraba un éxito centelleante en los estantes de habla hispana… pero lo tuvo. De pronto, Jacobo Siruela reía ante la paradoja de dirigir una editorial “selectiva, artesanal, independiente, culta, de catálogo muy cuidado” que competía en las listas de ventas y reimprimía a Sofía varias veces al año.

Atalanta: transportar la memoria del mundo

“Fundé Siruela porque lo que más me gustaba era leer. Años después, la vendí por la misma razón”, explica. En los primeros años del siglo XXI Jacobo Siruela comenzaba a sufrir los estragos de haber alcanzado la cima de la elite editorial: cocteles, entrevistas, inauguraciones, presentaciones de libros, llamadas telefónicas, reuniones, gente entrando y saliendo de su oficina, más entrevistas, reseñas en la prensa, visita de autores, conferencias en institutos, revisión de manuscritos, de traducciones, de re-ediciones. Basta.

En 2004 Ediciones Siruela recibió el Premio Nacional al Mérito Editorial de parte del Ministerio de Cultura Español. Para Jacobo, aquella fue la señal triunfal para cerrar la puerta y al año siguiente cedió la dirección a un colega: Germán Sánchez Ruipérez, de Ediciones Anaya.

Desde ese año recibe la correspondencia en su casa del Ampurdán, donde ha fundado junto a su mujer, la filóloga y periodista Inka Martí, Ediciones Atalanta. La apuesta: el rescate de textos olvidados de las culturas de todo el globo, en nuevas traducciones y sendas ediciones que fusionan el cuidado artesanal, profundamente estético, con tecnología de punta en el proceso de producción.

Siruela es un editor que conoce y respeta profundamente el valor histórico de las familias tipográficas, uno que medita a consciencia el grosor del borde de las páginas, el peso de cada volumen y el tamaño de las cajas de texto, siempre con el espacio ideal para posar los dedos sin distraer la lectura, “una cortesía fundamental con el lector”, afirma.

Detesta los móviles y los dispositivos, pero goza abiertamente una época en la que Internet le permite tener acceso constante a la “biblioteca del mundo” y agiliza su búsqueda imparable de autores y textos en editoriales, universidades, publicaciones e institutos de todo el mundo, en todas las lenguas.

Atalanta, que debe su nombre a un personaje de la mitología clásica, vio la luz con la celebrada y exitosa edición de La historia de Genji (Genji Monogatari) de Murasaki Shikibu, la primera narración de largo aliento —de la que se tenga registro— escrita por una mujer de la corte imperial japonesa en el siglo XI.

Su casa está lejos de las urbes, del ruido y de todo ajetreo, pero cerca de un aeropuerto donde por 20 euros puede tomar un avión, aterrizar en cualquier lugar de Europa para almorzar con un traductor, revisar ejemplares, adquirir derechos de publicación o celebrar una reunión con sus colaboradores “y estar de vuelta en casa por la noche, para la cena.”

De nuevo tiene espacio para pensar y tiempo para leer. En silencio, se vuelve miembro de una raza ya extinta de editores: los que se permiten convertirse en especialistas de cada título que editan, artesanos, orfebres que tallan finos envases para transportar la memoria del mundo.

RMM/SBH

__________________________________________________________________________________________

Hasta el 30 de septiembre, los treinta años de Jacobo Siruela como editor serán celebrados en la Librería Rosario Castellanos del Fondo de Cultura Económica, en el Centro Cultural Bella Época, en la capital mexicana. El catálogo prácticamente íntegro de Siruela y Atalanta se encuentra ahí a la venta con descuentos hasta del 60%. La celebración es auspiciada por su distribuidora en México, Colofón, quien también pone a la venta títulos de sus otras afiliadas, como Acantilado, Galaxia Gutenberg o Quinteto, con un rango similar de descuentos.

34 Comments

  1. You have got fantastic thing here.

  2. Seriously this is a good website.

  3. Wow such a useful web-site.

  4. Many thanks! It is definitely an outstanding website.

  5. say thanks to so considerably for your site it assists a whole lot.

  6. Great looking site. Think you did a bunch of your own html coding.

  7. Wow because this is excellent work! Congrats and keep it up.

  8. Fantastic Website, Preserve the great work. Thank you!|

  9. I love reading your websites. thnx!

  10. Maintain the great job and delivering in the group!

  11. Great looking site. Presume you did a great deal of your very own html coding.

  12. Thanks for the purpose of supplying these sort of wonderful details.

  13. You’re an extremely practical website; couldn’t make it without ya!

  14. Cool web page you’ve got in here.

  15. Cool internet site you’ve gotten there.

  16. Great website! It looks really good! Sustain the excellent work!

  17. Wow because this is great work! Congrats and keep it up.

  18. Love the website– really user friendly and great deals to see!

  19. Incredibly individual friendly site. Immense information readily available on few clicks on.

  20. Greetings, excellent site you’ve right now.

  21. Appreciate it for sharing your very good webpage.

  22. Your mode of explaining all in this article is truly pleasant,
    all be capable of effortlessly understand it, Thanks a lot.

  23. I love reading your web sites. Thank you so much!
    [url=http://www.gnjob.co.kr/xe/qna/514106]fotbollströjor barn[/url]

  24. Nice actors proceed the learning course of.

  25. cialis heart beat [url=http://cialisle.com/]generic cialis[/url] order liquid
    cialis.

  26. With investing, your capital is in danger.

  27. Investor researches shares, bonds, etc.

  28. With investing, your capital is in danger.

  29. Investor researches shares, bonds, etc.

  30. Appreciate this post. Let me try it out.

  31. I do accept as true with all of the ideas you have introduced in your post.

    They’re really convincing and can certainly work.
    Still, the posts are too short for starters. Could you please lengthen them a bit from subsequent
    time? Thank you for the post.

  32. Hmm it appears like your website ate my first
    comment (it was extremely long) so I guess I’ll just
    sum it up what I had written and say, I’m thoroughly enjoying your blog.
    I too am an aspiring blog blogger but I’m still new to everything.
    Do you have any tips for first-time blog writers?
    I’d definitely appreciate it.

  33. I blog often and I truly appreciate your content.
    This great article has truly peaked my interest.
    I am going to book mark your site and keep checking for
    new information about once a week. I opted in for your Feed as well.

  34. Hi, this weekend is pleasant designed for me, because this point in time
    i am reading this great informative post here
    at my home.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*