Jorge Negrete: Ser charro no basta

El pasado 30 de noviembre se cumplió el primer centenario del natalicio de Jorge Negrete, uno de los más grandes exponentes del canto popular y figura emblemática en la época de oro del cine mexicano.

Por ello, el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (FICG) organizó en su pasada edición una gala conmemorativa en honor del ilustre actor guanajuatense. En dicho festejo se celebró un recital con Fernando de la Mora, reconocido tenor mexicano, quien interpretó los temas que se hiciera famosos en voz de Negrete; asimismo, se organizó una muestra con varios de sus filmes más recordados. Además, como parte del homenaje, el festival encomendó al crítico cinematográfico Francisco Javier Millán la producción de un volumen conmemorativo. El resultado lleva el título Jorge Negrete: Ser charro no basta.

Ante una proyección de fotogramas con una selección de escenas de reconocidas cintas protagonizadas por Negrete; José Javier Návar, Beatriz Esperón, Sara Montes, Sarah Hoch y Lorenzo Negrete, presidieron la presentación oficial del volumen en la Ciudad de México, celebrada en la Sala 4, Arcady Boytler de la Cineteca Nacional.

Y es que el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes ha adoptado el festejo de su centenario, por ello, del 1 al 14 de diciembre, la Cineteca Nacional programa una selección de doce películas protagonizadas por el “charro cantor” entre las décadas de los treinta y cuarenta, películas entre las que destacan por su popularidad: El fanfarrón (1938), ¡Ay Jalisco no te rajes! (1941), El peñón de las ánimas (1942) y Dos tipos de cuidado (1952), esta última, coprotagonizada con Pedro Infante.

Entre la canción popular y el Bel canto

Jorge Negrete: Ser charro no basta es un compendio cinematográfico sobre la vida y obra del charro cantor, desde sus audiciones en la Metropolitan Opera House de Nueva York para convertirse en cantante de ópera, su debut en celuloide con la cinta La madrina del diablo (1937), hasta el pináculo de su trayectoria como líder sindical de la Asociación Nacional de Actores (ANDA) y el pináculo de su carrera en las cintas Los tres alegres compadres (1951) y Dos tipos de cuidado (1952).

El título contó con un tiraje limitado de apenas mil volúmenes impresos; sin embargo, Sara Hoch, directora del FICG, subrayó que el propósito inicial del proyecto es poder difundir el legado de Negrete, con especial atención en las nuevas generaciones ya que estas no tuvieron oportunidad de disfrutar su trabajo. Es por ello que el volumen completo se encuentra disponible en línea a través de varias plataformas de descarga, así como en el sitio oficial del festival (http://www.guanajuatofilmfestival.com/libros/SerCharroNoBasta.pdf) en formato PDF y de forma completamente gratuita.

Dice Francisco Javier Millán, en la presentación de su libro: “Jorge Negrete es uno de los máximos representantes de la cultura popular mexicana y una de las voces privilegiadas del mundo de la canción en lengua española. Cantante antes que actor con su portentoso registro lírico de barítono, exportó la cultura popular mexicana al mundo a traves de sus 45 películas. (…) Negrete fue, y sigue siendo hoy, un ícono del México profundo de la primera mitad del siglo XX. (…) Negrete forjaría un arquetipo del macho latino en la pantalla que el mismo deconstruiría a través de la comedia ranchera, y que es equiparable a los que forjaron las grandes estrellas de Hollywood en los años 30 y 40.”

Ni tan macho ni tan charro

“Quisiera decirles que hice muchas películas (al lado de Jorge Negrete), pero estaría mintiendo. Él era una persona hermosa, mucha gente decía que era déspota, pero él era un ser precioso”, declaró Sara Montes, actriz de cine con varios protagónicos a lado de Luis Aguilar en la década de los cincuenta.

Montes recordó que el inicio de su carrera como actriz comenzó gracias a la ayuda que le prestara el propio Negrete cuando ella recién llegó a la ciudad, sola, proveniente de Morelia, con apenas 18 años de edad.

Montes llegó a la Ciudad de México a probar suerte hacia el año de 1945. Un día conoció a Pedro Infante en los Estudios Stahl mientras rodaba Los tres García; al día siguiente, en los Estudios Azteca, se encontró con Jorge Negrete, en medio del metraje de Camino de Sacramento, y quedó prendada de inmediato por su presencia.

Ese mismo día ella consiguió su primera aparición en celuloide, como extra, a consecuencia directa del propio Negrete quien después de preguntarle si trabajaba en cine le consiguió un puesto que había quedado vacante por una ausencia imprevista. Semanas después, por acción de Negrete, quedó inscrita en la asociación de extras, tuvo trabajo, pudo pagar su estancia en la ciudad y estudiar actuación, para debutar dos años después en un papel protagónico al lado de Luis Aguilar. De hecho, que su nombre artístico sea Sandra Montes se debe también a sugerencia expresa del propio Negrete: “Gracias a él, yo estoy aquí, todavía…” aseguró Montes como cierre a su intervención, momentos antes de romper en llanto en memoria de un hombre cuyo recuerdo estará presente hasta el último de sus días.

Presente también en el acto estuvo Beatriz Esperón, viuda del compositor Manuel Esperón, responsable junto con Ernesto Cortazar de prácticamente todos los arreglos musicales en las películas tanto de Negrete como de Pedro Infante, y quien falleciera recientemente, el pasado 13 de febrero del año en curso.

La viuda de Esperón relató aquél conocido pasaje cuando en la preparación para el rodaje de ¡Ay Jalisco no te rajes!, Jorge Negrete arrojó con desprecio las partituras con el arreglo de Esperón a la canción con el mismo nombre, pieza medular del filme. Entonces, ecuánime, el compositor convenció al actor de realizar la interpretación, asegurándole así una de las apariciones más recordadas en la historia de la música mexicana en celuloide. A la postre, Negrete sería recordado fundamentalmente por dos actuaciones, una, el duelo musical sostenido con Pedro Infante en Dos tipos de Cuidado; y dos, la interpretación de “¡Ay Jalisco no te rajes!”, en la película del mismo nombre.

Finalmente, la viuda de Esperón, instó al público asistente a sumarse en una iniciativa ciudadana en pro de conseguir el levantamiento de una estatua en honor a Jorge Negrete en la emblemática Plaza Garibaldi de la Ciudad de México, efigie que se colocaría a un costado de la erigida en nombre de Manuel Esperón, la cual fue develada el año pasado.

Asimismo, Lorenzo Negrete, nieto del actor, habló sobre los diversos mitos que han rodeado la figura de su abuelo, sobre si este mantenía una malsana rivalidad con su amigo Pedro Infante, sobre si despreciaba la figura del charro o aborrecía la música ranchera siendo él un graduado en música de cámara. Todo ello fue calificado de falso, y, en nombre de la familia Negrete, agradeció a los involucrados su interés en celebrar el centenario de su abuelo, una iniciativa que, espera, no quede en el próximo mes, sino que se extienda de forma sostenida para difundir la obra de Jorge Negrete, un gran cantante y actor.

RMM/IM

3.004 Comments

  1. My partner and I absolutely love your blog and find almost all of your post’s to be what precisely I’m looking for.

    Does one offer guest writers to write content for you? I
    wouldn’t mind writing a post or elaborating on a number of the subjects you write with regards to here.

    Again, awesome website!

  2. I was suggested this website by my cousin. I am not sure whether this
    post is written by him as no one else know such detailed
    about my trouble. You are incredible! Thanks!

  3. Excellent weblog here! Also your web site a lot
    up fast! What web host are you the use of? Can I am getting your affiliate link
    on your host? I desire my web site loaded up as quickly as yours lol

  4. You made some respectable factors there. I seemed on the web for the problem and located most individuals will associate with with your website.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*