“La demora”, o de cómo Haneke compartió el firmamento

“La demora” (2012), Rodrigo Plá, Mantarraya / Xkalakarma

CARLOS ALBERTO RIVERA OLMOS |

Michael Haneke se apropió del año 2012 con su cinta Amour. En ella, el realizador expuso a través de Jean-Louis Trintignant y Emmanuelle Riva las vicisitudes de un matrimonio longevo ante la enfermedad. La situación se enmarcaba en un contexto burgués, en el cual, pese a la melancolía y el dolor motivado por la inminente pérdida, se contaba con la solvencia económica requerida para afrontar (con menos angustia, con menos sufrimiento), la afección imprevista, intrusa, secuaz de la muerte.

Diversas interrogantes fueron catalizadas por la película de Haneke, una de ellas (no necesariamente en relación directa con el acontecer de la cinta), reflexionaba sobre la lucha contra una enfermedad compleja en una coyuntura de precariedad: ¿cómo se representaría en la pantalla grande un mal de salud irreversible asumido por una familia asfixiada por la carencia social? La respuesta no fue forzada ni dispuesta por el destino; ésta apareció de forma natural, fruto del componente reflexivo del cine, de su constante cuestionamiento respecto a los temas humanos; se mostró bella y sobria en el filme La demora, del cineasta Rodrigo Plá.

Fue así como los ojos del mundo encontraron, en el propio 2012, el complemento a la mirada arrojada por Haneke que incidía en la decadencia del cuerpo, en la vejez. El trabajo de Plá completaba el círculo iniciado por el creador de La pianiste (2001). Amour colocó en el centro de la mesa el colapso de la cotidianidad familiar; la llegada irrebatible, infausta, del crepúsculo del ser amado; la resolución excesiva empujada por factores sofocantes, insostenibles… La demora, del artista nacido en Uruguay, formado en México, expandió dicho centro.

Con un contexto económico y familiar distinto al de la obra del realizador austriaco, la cinta de Plá se enfoca en el agobio de una mujer divorciada con tres hijos, cuyos escasos ingresos y el cuidado cada vez más demandante de su senil padre, la orilla a tomar una decisión drástica.

El argumento de la película involucra un cúmulo de circunstancias que para un sector del público pueden resultar poco agradables. Hacinamiento, estrechez económica, abandono, deterioro de la memoria… son temas complicados que por abundar en la existencia, no todos quieren reparar en ellos en las pantallas cinematográficas. La postura es válida, sin embargo, dejar de ver La demora sólo porque la temática posee un cierto tono gris, sería un gran desacierto.

Se obtiene mucho al decidir observarla. Está repleta de instantes honestos, en los que no se simula nada sobre la condición humana. Esto se debe, por una parte, al sólido guión realizado por la escritora Laura Santullo, quien halló en su cuento “La Espera” (inspirado por la lectura de notas periodísticas referentes a la vida de ancianos abandonados), la historia adecuada para ser escrita en formato de cine; por otro lado, la minuciosa dirección de Rodrigo y la interpretación veraz del elenco, dotaron al filme de un realismo sin tapujos, pleno tanto de luz como de oscuridad.

Es precisamente en su carácter realista en donde La demora brinda la oportunidad de apreciar el gesto noble que las personas tienen con sus semejantes en los momentos más ásperos, más lúgubres. Las muestras de camaradería, de afecto, aparecen en los detalles que sin dejarse aniquilar por las circunstancias adversas, se erigen portentosos ante las pupilas de los espectadores.

María (interpretada por Roxana Blanco), carga con todas las labores de la casa, lidia con las travesuras de sus hijos, es la total responsable de Agustín (Carlos Vallarino), su padre. La presión es excesiva. Su cuerpo decae lentamente. Sus ánimos tambalean entre las fauces de la desesperación. Agustín, pese a la emboscada del tiempo y la paulatina derrota de sus recuerdos, trata de aminorar el trabajo de su hija, trata de ser útil. No importa que su ayuda sea escasa, que resulte poco trascendente que se vista solo, lo relevante de su acto radica en no ser indiferente a la situación de María.

El frío conquista a la noche para después expandirse por las calles de la capital uruguaya. Agustín se encuentra en una banca a la intemperie. Aguarda a María. Sin amedrentarse por las bajas temperaturas, la gente que se percata de su espera se solidariza ofreciéndole una cobija o compartiendo una taza de café; incluso, cuando su retención cede ante la temperatura álgida, un vigilante le brinda un pantalón de repuesto… etcétera.

Al conjugar de forma correcta los elementos a su alrededor, Plá forja una cinta redonda. Todo suma en ella: la elección de filmar en Montevideo por ser una ciudad pequeña, con clima extremoso, en donde los individuos no son indiferentes a la otredad (aspecto imposible de captar en la Ciudad de México por la lejanía que cada vez con mayor frecuencia interponen sus habitantes entre sí); la apuesta a Carlos Vallarino, que sin ser un actor profesional (él es un arquitecto retirado, de ochenta años), mostró naturalidad, compromiso con su trabajo (visitó algunas casas de retiro para observar la vida de las personas de edad avanzada), y la inocencia requerida para su personaje (inocencia que, cabe mencionar, gana simpatías y conduce a la ocasión latente de las lágrimas); el emplazamiento de la cámara de María Secco, casi estático, funcional para observar a los personajes, para penetrar en su intimidad, para difuminar su entorno y potenciar sus emociones; la capacidad del director (manifestada en La Zona y en Desierto adentro), de aprovechar un relato sencillo, sustentado en una situación particular que permite explorar el lenguaje del medio.

En general, La demora no ofrece concesiones sensibleras. Respeta el tema de la vejez; lo aborda con la sobriedad suficiente para reflexionar sobre las respuestas familiares y sociales ante la senilidad de alguno de sus miembros. El asunto es complejo, cargado de encrucijadas, sin embargo, el filme permite el ingreso de luz al mostrar que pese a las condiciones inclementes (de la vida, de la sociedad, del tiempo), siempre se puede continuar en el camino mientras exista empatía y afecto entre los individuos.

Expuesto lo anterior, sólo resta decir que el 2012 y lo que va del 2013 no pertenecen únicamente, en términos cinematográficos, a Haneke y a su Amour. La demora es la prueba fehaciente de que las películas del continente americano (las que cuidan la belleza del contenido y la forma), pueden compartir la gloria fílmica (e incluso arrebatárselas) con los gigantes del cine.

| RMM | CARO | @Lavidaescine |

1.623 Comments

  1. Thank you a bunch for sharing this with all of us you really understand

  2. What as up everyone, I am sure you will be enjoying here by watching these kinds of comical movies.

  3. This web site really has all the information and facts I wanted concerning this subject and didn at know who to ask.

  4. Quality and also high-class. Shirt is a similar method revealed.

  5. Hello there, I believe your blog might be having browser compatibility
    issues. Whenever I take a look at your web site in Safari, it looks fine however when opening in I.E., it’s got some overlapping issues.
    I merely wanted to provide you with a quick heads up!
    Other than that, fantastic site!

  6. Wonderful article! We are linking to this great content on our website. Keep up the great writing.

  7. Everything is very open with a precise explanation of the issues.
    It was really informative. Your site is extremely helpful.

    Thanks for sharing!

  8. Appreciate this post. Let me try it out.

  9. Some truly good stuff on this internet website , I like it.

  10. I really liked your blog post.Much thanks again. Fantastic.

  11. You can definitely see your enthusiasm in the work you write. The world hopes for more passionate writers like you who are not afraid to say how they believe. Always follow your heart.

  12. There’s definately a lot to learn about this issue.
    I really like all of the points you made.

  13. We stumbled over here from a different page and thought I should check things
    out. I like what I see so now i’m following you. Look
    forward to exploring your web page for a second time.

  14. we came across a cool internet site which you may possibly love. Take a look if you want

  15. truly a good piece of writing, keep it up.

  16. What’s up Dear, are you genuinely visiting this website daily, if so afterward you will without doubt take nice experience.

  17. It as not that I want to replicate your web site, but I really like the pattern. Could you tell me which theme are you using? Or was it especially designed?

  18. It as nearly impossible to find educated people in this particular subject, but you seem like you know what you are talking about! Thanks

  19. you might have an important weblog here! would you wish to make some invite posts on my blog?

  20. Looking forward to reading more. Great blog.Really thank you! Great.

  21. You’re so awesome! I don’t suppose I’ve read through anything like that
    before. So wonderful to discover someone with some
    original thoughts on this topic. Really.. thank you for starting this up.
    This website is something that is needed on the web,
    someone with some originality!

  22. It’s not my first time to visit this website, i am visiting this site
    dailly and take pleasant facts from here everyday.

  23. That is a very good tip especially to those fresh to the blogosphere. Brief but very precise information Thanks for sharing this one. A must read post!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*