diaz

Corría el mes de marzo del año de 1909 cuando los antiguos miembros del gabinete y otros allegados al presidente Díaz lo lanzaron como presidente junto con Ramón Corral, quien ocuparía el puesto de vicepresidente, en caso de ser electos. Sin embargo, para estos comicios proponer al casi octogenario presidente no aseguraba una victoria rotunda, esta vez había que preparar otro tipo de estrategias.

En julio de 1909 Díaz llamó a su colaborador y opositor popular Bernardo Reyes para mandarlo a Europa en un supuesto viaje de estudio a las academias militares para que se pusiera al corriente en cuestión de estrategias y armas.  Como fiel servidor de Díaz, Reyes acepta la propuesta, dejando a sus seguidores a merced del creciente Maderismo, el cual logró sumar a sus filas a muchos de aquellos reyistas.

Ese mismo año hubo elecciones en el estado de Morelos, la peculiaridad de estas fue la apairción de un opositor contra el candidato oficial, que era Pablo Escandón -  un hacendado azucarero y ferrocarrilero. El opositor de nombre Patricio Leyva, tuvo el apoyo de los clubes de los municipios de dicha demarcación, uno de ellos fue el de Villa de Ayala, al que asistía Emiliano Zapata. A pesar de este apoyo, Leyva perdió las  elecciones, dejando inconformes a sus partidarios, pero no se levantaron en armas.

Así mismo hubo elecciones en el estado de Yucatán, donde también fue impuesto el candidato oficial, aunque esto no repercutió en el clima social de la Ciudad de México ni de ningún otro punto de la república. Sin embargo el derrotado en Yucatán no se quedaría conforme con lo ocurrido , pues más tarde resurgiría y quedaría su nombre escrito con tinta indeleble en las rojas páginas de la historia de la Revolución Mexicana, su nombre era: José María Pino Suárez.

Por su parte, mientras Madero realizaba su viaje de propaganda política, los miembros del Partido Antirreeleccionista, lo proponen como candidato oficial a la presidencia, mientras que Francisco Vázquez Gómez contendría para el puesto de vicepresidente.

En el mes de junio de 1910  este par se presentó en Saltillo donde tuvieron mucho éxito, de ahí partieron a Monterrey, que era la segunda ciudad con más habitantes en el país y con una industria de trasformación en crecimiento, además de ser poseedora de una gran parte de la élite porfirista. Madero llegó  a la plaza junto con su secretario Roque González e hicieron sun mitin, durante este, llegó la policía y lo arrestó por una supuesta obstrucción del tránsito y por “escandalizar en vía pública”. Fue llevado a la Ciudad de México, donde fue enjuiciado, y su abuelo ,Evaristo Madero, se vio obligado a intervenir en el asunto, pues como antiguo gobernarte del estado de Coahuila, aún tenía poder sobre la burocracia porfirista. Se acordó dejar a Francisco I. Madero en libertad bajo caución y se le llevó a la ciudad de San Luis Potosí, que haría las veces de cárcel, pues tenía prohibido salir de esta. Estando  ahí se llevan a cabo las elecciones, presidenciales  el primero de julio de 1910 . Como era de esperarse,gana una vez más don Porfirio Díaz y Ramón Corral, presidente y vicepresidente, respectivamente.

Una vez victorioso, Díaz comienza a planear y a festejar el centenario de la Independencia, haciendo gala de la hospitalidad mexicana, recibiendo a las embajadas de varios países, haciendo grandes  obras y echando no la casa, sino el país entero por la ventana. Mientras, el 5 de octubre de ese mismo año, Madero, disfrazado de albañil, se embarca en uno de los ferrocarriles de la zona escapando así de su cárcel. Llega a Nuevo Laredo, Tamaulipas y cruza la frontera, donde se propone llamar a sus seguidores para impedir que Díaz recibiera el poder de nuevo, pero esta vez sí se levantarían en armas, pues por la vía legal les fue imposible  intervenir en el futuro del país y no veían otro camino. Díaz sería el presidente legal, porque las leyes lo dictaminaban pero no era legitimo porque se deshizo de su opositor más fuerte el día de las elecciones. 

Madero llega a Laredo, Texas el 7 de octubre de 1910, donde escribe su plan de acción fechado el  5 del mismo año y mes, mejor conocido como el Plan de San Luis. Ahí se queda Madero con el permiso de los Estados Unidos quien lo ve con buenos ojos como candidato a la presidencia mexicana. Sus seguidores esperaban la palabra de Madero mientras reunían armas por si se les daba aviso de tomarlas.

RL