LeClézio: rebeldía en la medida posible

la-cuarentenaEn estos tiempos desleídos en que el posmodernismo ha configurado un  zeitgeist (espíritu de la época) que describe una actualidad sin creencias ni estándares fijos, ávida de relajación, hedonismo e individualismo y que rechaza el respeto por la tradición, aquí o allá circula  La cuarentena,  novela que el escritor Jean-Marie Gustave Le Clézio publicó en 1995.

A pesar del zeitgeist (o tal vez porque existe como tal), La cuarentena se confirma como una  novela de la “memoria ancestral” –la “memoria inscripta en la sangre”–; un libro biográfico y casi etnográfico que examina (y admira) la variedad de culturas y sus tradiciones; una amplia exposición que denuncia los excesos de siglos, cometidos por los colonizadores ingleses en sus remotos dominios de La India y las islas del océano índico, cuidando que la producción de opio incrementara bajo ese inmaculado régimen británico.

De modo que luego de la muerte de sus padres, en 1891, los hermanos Léon y Jacques Archambau, acompañados de la espléndida esposa de este último, Suzanne Morel, se embarcan en el Ava desde París con rumbo a la isla Mauricio, su tierra natal. El viaje es casi necesario para Léon, quien a sus 20 años tiene un deseo obsesivo por indagar en sus orígenes. Cuando están a punto de llegar a su destino, son declarados dos casos de cólera abordo, y los pasajeros –turistas europeos e inmigrantes contratados para la recolección de caña– son obligados a cumplir una cuarentena en la isla Plate, muy cercana a Mauricio. Y ello cambiará sus vidas para siempre.

Con el paso de los días (exactamente cuarenta, según consta en el diario de Léon, que a su vez constituye la estructura del libro) la cuarentena se torna inaguantable (un “infierno”, dicen algunos) a causa de la multiplicación de los contagios y de la sencilla mortalidad del hombre. A pesar de todo, en Léon comienza a nacer una sensación de familiaridad hacia Plate, donde ya se ha enamorado de la india Suryavati.

En ciertos momentos, cuando se adentra en la isla y mira trabajar a los coolies, Léon tiene la sensación de recordar “cada  roca, cada grieta, cada mata de espino. Como si hubiera caminado durante años y años, sin detenerme jamás, por este paisaje”, relata en los primeros días. Pareciera un déjà vu, un conocimiento anterior a la experiencia, eso que Kant llamó a priori o lo que Rusell llamó recuerdos ilusorios. Tal vez realmente es la memoria de la sangre.

Se dice que durante el segundo periodo en que puede dividirse la obra literaria del escritor franco-mauriciano –que consta de más de 50 libros–, éste se ha inclinado por temas como la adolescencia, el multiculturalismo y las historias de éxodos y de “aventuras”. Así, la suerte de trilogía conformada por las novelas Le chercheur d’or (1985), Voyage à Rodrigues (1986) y La cuarentena (1995), es como una extensa narración biográfica sobre la familia Le Clézio y la isla Mauricio, adonde los primeros miembros del clan emigraron a fines del siglo XVIII y donde Jean-Marie Gustave pasó sus primeros años.

Aparte del solemne diario de Léon, la compleja estructura de La cuarentena se completa con la narración del último descendiente de los Archambau, quien casi un siglo después emprende la misma búsqueda insistente del origen aferrado a la historia de su abuelo Léon; tan obstinado con él y equiparándolo con el poeta Arthur Rimbaud, porque éste de alguna manera vivió su propia cuarentena infernal cargando con el dolor de una pierna monstruosa.

Aunque se diga que el libro de Le Clézio es como un cuaderno de “viajes y aventuras” de carácter “poético”, lo cierto es que la historia –en su forma de diario bien escrito– no está narrada en el tono excitado, verosímil, del forastero que explora una región desconocida y se asombra de la contemplación de sus lindezas y horrores.

Esta solemnidad en La cuarentena, su prosa sin sobresaltos como en la lectura de algún texto sagrado, puede obedecer a una de dos razones: armoniza con la intención general de que Léon recuerde los pormenores de la isla Plate y, por tanto, refiera sus experiencias como en una cotidiana numeración (lo cual no resta nada a sus insuperables metáforas); o es muestra del estilo “correcto”, “demasiado propio” y “formal” que los críticos señalan –como una amonestación– en su obra (de hecho, el poeta Ricardo Solís lo critica por tener “prosa que, a pesar de su cuidado, no deja de carecer –siempre– de algo”).

Con todo, es justo destacar la voluntad que tiene el escritor de denunciar los vejámenes que han sufrido algunos grupos humanos, lo que le valió, en 2008, el Premio Nobel de Literatura. La virtud es innegable: aun cuando la documentación sobre los coolies es muy escasa, La cuarentena prioriza en la memoria de esos trabajadores indios que, a lo largo del XIX, recién abolida la esclavitud a principios de siglo, tripularon barcos negreros británicos para trabajar las tierras de la Corona en condiciones miserables, y así formar parte de “todos [a quienes] la compañía más cruel que jamás haya existido engañaba y abandonaba en las islas lejanas”, escribe el propio J. M. G. Le Clézio.

El escritor indio Amitav Ghosh sostiene que un relato que describe cómo los coolies se reinventaron y convivieron en absoluta igualdad pese a las adversidades, “es maravilloso en un mundo donde la mayoría de la vida de las personas pasa por la incomprensión; por las complicaciones que implican los idiomas o por el individualismo”. Pero también resulta “arriesgado” en un mundo donde el zeitgeist posmoderno motiva precisamente al individualismo, la novedad en oposición a la tradición, el goce momentáneo, la nostalgia y la inconsecuencia.

Lejos de su prosa “demasiado formal”, lo que probablemente no beneficia la lectura de La cuarentena es el eje de la memoria y el excepcional énfasis en el valor multicultural de las sociedades tradicionales.

AM

1.427 Comments

  1. pvetyfqYeezy,Definitely believe that which you said. Your favourite justification appeared to be on the net the simplest thing to remember of.

  2. We still cannot quite believe Possible come to be those types of staring at the important points located on your blog post. His dad and so i are sincerely thankful with regards to your generosity and then for giving me possibility pursue our chosen profession path. Wanted info I purchased belonging to the web-site.

  3. It was some sort of pleasure locating your site a short while ago. I came up here right now hoping to come across interesting things. And I was not dissatisfied. Your ideas about new approaches on this subject were topical and a good help to myself. Thank you for making time to write down these things plus for sharing your notions.

  4. bwlstce,Your blog was informative and valuable to me. Thanks for sharing.

  5. I am glad to read this post, it’s an impressive piece. I am always looking for quality posts and articles and this is what I found here, I hope you will be posting more in future.

  6. hgqnvbrt,Wonderful one thank you so much !

  7. jegybttyz Yeezy Boost,A very good informative article. I’ve bookmarked your website and will be checking back in future!

  8. i use lamp shades with CFL ubls instead of incandescent lamps, they are much cooler and uses less electricity~

  9. The greatest tribute to Roy’s skill and a sign of his attention to the human side of things is that he gets her to the wedding, after a few car explosions and chases and dozens of dead bodies.

  10. The posh distributed could be described as distinctive; customers are actually yearning for bags is a Native aspirations. Which strange surroundings is built that is to market diversity furthermore importance with travel and leisure market trends. hotels special offers

  11. Finding the Right Immigration Solicitor… […]below you’ll find the link to some sites that we think you should visit[…]…

  12. melcbpecq Yeezy 350,Thanks for sharing this recipe with us!!

  13. bcgsscut New Yeezy,This website truly has alll of the information and facts I wanted about this subject and didn?t know who to ask.

  14. Though some sort of taxation repayment may well appear to be safe, it really is not.

  15. Seriously interesting factors created right here. I might be back soon to determine what else there’s to read up on. Many thanks friend

  16. Hi there! Would you mind if I share your blog with my myspace group?

    There’s a lot of folks that I think would really enjoy your content.

    Please let me know. Cheers

  17. Enjoyed reading this, very good stuff, thankyou .

  18. It’s actually a great and helpful piece of information. I’m glad that you simply shared this helpful info with us. Please keep us informed like this. Thanks for sharing.

  19. I really have to inform you you that I am new to having a blog and undeniably cherished your information. Probably I am likely to remember your blog post . You certainly have superb article material. Value it for expressing with us your favorite internet report

  20. Hi, Neat post. There is a problem with your web site in internet explorer, would check this… IE still is the market leader and a large portion of people will miss your great writing due to this problem.

  21. Perfect work you have done, this website is really cool with excellent information.

  22. You’ll find it near extremely difficult to come across well-educated men and women on this issue, however you seem like you understand which you’re writing about! Excellent

  23. I’m gone to tell my little brother, that he should also visit
    this web site on regular basis to get updated from latest information.

  24. I think the admin of this site is genuinely working hard in support of his
    website, because here every stuff is quality based material.

  25. Appreciate the recommendation. Will try it out.

  26. This is my first time pay a visit at here and i am truly pleassant to read everthing at
    one place.

  27. I truly love your website.. Excellent colors & theme. Did you build this website yourself?
    Please reply back as I’m hoping to create my very own website and would like to know where you got this from or just what the
    theme is called. Thanks!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*