Poesía de Artemio Fernández

Artemio Fernández|

Transfigurado

Para Ari Solís

A mi paso ya no corren las liebres

ni se ensalza el vértigo a la sombra de los cedros,

ya no bulle el agua criminal

ni mi vista contempla el plumaje huidizo

del alto pájaro que traga la niebla de la noche;

el rocío ya no me pretende

sino que hierbe,

reflejando la centella.

No más la negra inflexión de los soles

no los boscajes

ni la roca helada.

 

Junto al ácido fruto, está en cambio, lo irrevocable:

la noche capilar que se arrastra,

la migración de los insectos,

la húmeda hoguera,

la hojarasca,

su vaho,

la luz.

 

Invitado del desierto

Caminando por las ciudades

por toda ciudad acribillada

observo las calles desgajadas por la lluvia

los sitios donde la ceniza de los árboles quemados se acentuó,

donde en otro tiempo la voz de los evangelistas

era una tempestad

un éxodo de polillas en toda potencia;

me detengo: observo, me abrigo las cicatrices.

Mis pasos van dejando su huella sangrante

la intención es hacia un buen pulque.

 

De un momento a otro me persiguen perros:

desde las sombras

van tras de mi

la piel mojada, el pelo negro

son los que gruñen en Wirikuta

desde El Quemado han venido a ladrar su silencio

lamer mis dedos

olfatear mi búsqueda.

 

La voz de Mario Santiago estuvo conmigo

y, como viendo balas perdidas en el abismo,

profetizó las huellas del desierto,

un desierto redivivo y criminal,

dijo de los perros cuasi románticos:

“como relámpagos han cruzado la ciudad

se han echado en cada esquina

colgando sus colmillos en el viento.”

 

Desde entonces llueve por las alamedas

estoy en ellas en cada ciudad con los perros,

con sus poros llenos de agua bendita

con sus patas de lodo obtusas

han corrido conmigo alcohol en mano,

desde las calles de la blasfema ciudad de San Luis Potosí

hasta que fui a remover el aire

y la memoria de los poetas muertos en México DF.

***

Artemio Fernández. Realizó estudios en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí. Ha publicado textos de poesía en la revista electrónica El Humo y en la compilación de cuentos Palabras Libertas, libro editado en la ciudad de San Luis Potosí.

Comments are closed.