Sesame Street, en pos de la interculturalidad

sesame

“Vamos todos a encontrar, el fantástico lugar… Plaza Sésamo”. ¿Quién logró resistir a la tentación de aprender a contar o a pronunciar las vocales con la ayuda de Abelardo, Pancho y Lola? ¿Alguna vez se preguntaron cómo sería ésta vecindad de títeres y humanos, en Rusia o en Brasil, por ejemplo?

Hace poco más de un año, Putumayo Kids, en colaboración con la organización Sesame Workshop, sacó a la venta una interesante colección para chicos y grandes: Sesame Street Playground. Songs and Videos from Around the World, una pequeña ventana a diversas culturas y sus representaciones en las distintas emisiones de Plaza Sésamo que se transmiten a diario en más de cien países, de los cuales treinta han creado sus propias versiones. Cada una de estas producciones proyecta rasgos de las culturas locales que van desde la correcta pronunciación de letras y palabras, hasta el fomento del saber ser en la región donde vive el telespectador.

En una época donde la educación intercultural es de gran  importancia, Putumayo Kids tiene la misión de forjar pequeños “ciudadanos globales” capaces de “conocer y respetar otras culturas”, de ahí que esta compilación de trece canciones y cinco videos sea una muestra  de lo que hay más allá de nuestras fronteras. Sesame Street Playground, además de ofrecer un  momento musical, es un instrumento didáctico útil, pues pretende insertarse en las mentes infantiles y presentarles que a pesar de que lucimos y actuamos de manera distinta a los extranjeros, compartimos rasgos, valores y preocupaciones. Ésta es, hoy en día, una de las prioridades en la educación: forjar seres humanos capaces de reconocer y ser el otro, prioridad aplicable no sólo a los niños, sino también a los adultos, sobre todo a aquéllos que se preparan en el aprendizaje de lenguas extranjeras.

Versiones musicales de Estados Unidos, Holanda, Sudáfrica, China, Francia, Rusia, México, India, Palestina, Israel, Tanzania y Brasil son presentadas aquí. Algunas de las canciones que conocemos gracias a la versión mexicana, aquí se nos ofrecen en distintas lenguas.  México hace su aparición con la canción “Ricas frutas”, cantada a dúo con el cantante popular mexicano Aleks Syntek, donde se hace alusión a frutas nacionales como la pitaya y la papaya. Una canción sobre la contaminación corre a cargo de la versión sudafricana en “Thath’iphepha”, canción y video que hacen énfasis en una preocupación global: la protección del medio ambiente; y Plaza Sésamo Israel junto con el artista infantil Ronnie en “En Den Dino”, lanza un mensaje que, a ojo de buen cubero, creeríamos que responde a circunstancias de violencia e intolerancia: “Vivamos con amor/ No es necesario tener una razón”. Son trece piezas que hablan sobre la amistad, el amor, la tolerancia y la paz. Además, para complementar la parte puramente sonora, el DVD contiene cinco videos que muestran cómo son los barrios Sésamo en otras partes del mundo, léase México, Israel, Sudáfrica, Rusia y la India. Si Putamayo Kids se ha propuesto a despertar la “curiosidad cultural”, esta compilación lo logra, y con éxito.

Quizás, la única objeción que le podríamos hacer a esta producción, es la poca cantidad de videos que son incluidos, pues se sabe que no sólo basta con el aspecto sonoro para conocer al mundo, sino que el visual afianza y permite al espectador aterrizar lo que aprende. De cualquier manera, esta compilación es ideal para niños y no tan niños que crecen y han crecido en ésta, “la calle más larga del mundo”.

Para conocer más sobre Putumayo Kids y Sesame Street Playground, visite la página: http://www.putumayo.com/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*