Tomás Segovia (1927 – 2011)

Foto: EFE

Cuando el niño Tomás Segovia salió a trompicones de España, a finales de la década del 30, dejaba atrás un país en llamas, devorado por las agrias lumbres del militarismo, con ríos de carne y sangre arrastrándose en sus calles. Cuando murió en México, más de 70 años después, dejó otro igual.

En medio, pese a todo, se alza como olmo una de las aventuras más vibrantes de la historia de la lengua española: la lenta reconciliación de dos orillas, hispania e iberia, España y México, la lengua vieja y la patria nueva. Con Octavio Paz como interlocutor y con el exilio como campo de cultivo, el corpus de obra escrita que nos deja Tomás Segovia es la progresiva afirmación de una idea: la única patria que merece lealtad es no tener ninguna.

Tomás Segovia nació en 1927 en Valencia, por accidente, pues su madre era de Sevilla. No llegaba a cumplir diez años cuando la insurrección franquista obligó a cientos de familias a envolver a sus hijos en colchas y salir de noche, despavoridos, hacia los puertos españoles que los arrojaran al Atlántico y –con suerte– a las costas mexicanas, la orilla izquierda de su idioma.

Pero antes los Segovia pasaron por Marruecos y por Francia, donde el joven Tomás empezó un bachillerato que terminó, ya en la capital mexicana, hacia 1944. Era el tiempo en que germinaba la próxima generación de medio siglo, la que impulsaría la Ciudad Universitaria, el Fondo de Cultura Económica, las grandes revistas literarias y, como consecuencia directa del exilio ilustrado, el Colegio de México.

Su primer poema publicado (cuando menos hoy conocido) data de 1945, a la par de la claudicación de Alemania en la guerra, de las bombas atómicas y de su ingreso a la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, donde recorrería un camino de inmersión en la poética, la traducción y el ensayo que lo llevarían a obtener la Beca Guggenheim en 1950 y a casarse con su novia, Inés Arredondo, en 1953. Para entonces ya despuntaba ella como una de las narradoras clave de su época; ya era él, nombre frecuente para el Fondo de Cultura Económica.

Por aquel entonces, ya Octavio Paz había regresado de su bildungsroman personal: la experiencia vivida como voluntario republicano en la Guerra Civil, sí, la misma de la que la familia de Segovia –y tantas otras– habían huido desesperadas. Ambos mantendrían una efervescente correspondencia hasta que la muerte del primero despojara de remitente a las cartas. Cualquiera que se acerque con buen olfato a Octavio Paz: Cartas a Tomás Segovia 1957-1985 (FCE, 2008) encontrará ahí, más que un mero epistolario, la conversación íntima de una lengua que dialoga consigo misma.

Con casa en Madrid y en la Ciudad de México, habitante de un lado, de otro y de ninguno en más de un sentido, Segovia deja como herencia una de las exploraciones más hondas y sensoriales del erotismo en español, repleto de imágenes al tiempo delicadas y voluptuosas: Toda fervor y beso y agasajo/ toda salivas suaves y jugosa/ calentura carnal, abres la rosa/ de los vientos de vértigo en que viajo.

Exiliado incluso de los grupos del exilio (un gueto, solía llamarlo), Segovia ganó como única nacionalidad la de su propia piel y el intercambio con sus amigos, con quienes se sintió unido por los lazos más diversos, desde Juan Gelman hasta Enrique Krauze, desde Luis Cernuda hasta Juan Rulfo. Pandilla variopinta, por decir lo menos.

Al final, como sucede con frecuencia, llegaron los reconocimientos públicos, los homenajes, la entrega del Xavier Villaurrutia, el Magda Donato, el Juan Rulfo o el García Lorca. En el tintero se han quedado el Cervantes, el Asturias o el Nobel, como si la poesía necesitara avales para arraigarse en las consciencias. La de él, el enamorado del desarraigo, pues he ahí su mayor amor: el amor a la vida sin patria, al viaje eterno, al idioma como segunda piel y como frontera del mundo.

¿Y al otro lado? Al otro lado no hay nada.

Descanse en paz, Tomás Segovia.

__

RMM/SBH

25 Comments

  1. Your information is incredibly exciting.

  2. Thanks! This a great webpage.

  3. I like looking through your site. Many thanks!

  4. Hey there, tidy internet site you have got there.

  5. Thanks intended for furnishing like wonderful articles.

  6. Wow, lovely portal. Thnx …

  7. Cool web site you’ve got there.

  8. I enjoy reading through your website. Thanks a ton!

  9. Really, this is a handy web-site.

  10. Great internet site! It looks really expert! Keep up the helpful job!

  11. Wow, beautiful portal. Thnx …

  12. thank a lot for your site it helps a lot.

  13. Excellent Web page, Keep up the wonderful work. Thanks a ton.|

  14. Thanks a bunch! It is an outstanding web-site.

  15. You’ve got remarkable information in this case.

  16. I love the data on your website. thnx.

  17. Most actors make investments their time and efforts poorly.

  18. Some faculties make this a two-stage course of.

  19. Investments in most securities contain risks.

  20. With investing, your capital is at risk.

  21. I simply want to tell you that I am very new to blogging and site-building and definitely enjoyed this web site. Most likely I’m going to bookmark your website . You surely come with amazing stories. Regards for revealing your blog.

  22. Howdy! I simply want to offer you a big thumbs up for the excellent information you have right here on this post.
    I am coming back to your site for more soon.

  23. Hey very interesting blog!

  24. Howdy very cool site!! Man .. Excellent .. Wonderful .. I will bookmark your web site and take
    the feeds additionally? I am happy to find so many
    helpful info here in the submit, we’d like work out more techniques
    in this regard, thank you for sharing. .
    . . . .

  25. With investing, your capital is in danger.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*