Vampiros suecos triunfan en la Cineteca

dejame_entrar

Llama la atención, en la página principal de la cartelera de la Cineteca Nacional, una marquesina que anuncia el re-estreno de Déjame entrar (Låt den rätte komma in, Dir.Tomas Alfredson, 2008), cinta sueca que logró superar límites temporales de proyección y competencias en taquilla con otras propuestas fílmicas independientes para posicionarse como el filme más importante proyectado en la Cineteca en el 2009. El argumento de Déjame Entrar es sencillo: Oskar es un niño socialmente rechazado que entabla amistad con Eli, una niña recién llegada al edificio donde aquél vive. Después de una serie de violentas circunstancias, Oskar descubre un oscuro secreto de su amiga; sin embargo, sobrellevará sus miedos y protegerá su vínculo con Eli con quien, además, comparte algo más que amistad.

Ante el ascenso de la cinta como “la película más taquillera del 2009 en la Cineteca Nacional”, queda la pregunta: ¿por qué  una cinta de vampiros sueca se ha posicionado como un evento cinematográfico en la Ciudad de México? Sin duda, porque logra  la renovación formal de un mito (el del vampirismo) y de una estética empobrecida (la del cine de horror) a través de un enfoque narrativo parcialmente novedoso. Muestra al niño frente al vampiro , la inocencia enfrentada a lo monstruoso. La infancia como un espacio ambiguo, irresoluto entre un mundo adulto -lógico y restringido-. Un filme ampliamente recomendable.

RL/CC

401 Comments

  1. After study a few of the blog posts on your website now, and I truly like your way of blogging. I bookmarked it to my bookmark website list and will be checking back soon. Pls check out my web site as well and let me know what you think.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*