¿Y la película?

¿Y la película? Fue la pregunta que me hice al llegar al cine y no encontrar en cartelera la cinta mexicana que deseaba ver. Tenía una semana de estreno.

Los factores que impiden que el cine mexicano tenga más presencia en cartelera, son múltiples. Lo cierto es que el cine nacional ha sobrevivido y demuestra su calidad y originalidad ante el mundo.

El problema está en que las distribuidoras de la Motion Pictures Assosiation of America (MPAA) apoyan los monopolios de exhibición en nuestro país, admitiendo el aumento progresivo en el costo del boleto y quedándose, ellas, con más del 50% del ingreso en taquilla.

Las majors imponen a los exhibidores mexicanos contratar la lista completa de la totalidad de sus películas por anualidad, condicionadas por los intereses de éstas; así, aseguran que sus producciones ocupen el tiempo en pantalla durante la temporada alta y la baja, afectando el cine nacional.

Aunque la industria en México ha comenzado a producir más, gracias al impulso de fideicomisos creados por el Estado como el Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad (Foprocine), el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine) y el Artículo 226 de la Ley del Impuesto sobre la renta (Eficine 226); el resultado, sin embargo, no logra llegar al público mexicano, y no tiene posibilidad de recuperar su inversión. Por ende, peligra su supervivencia.

Otra situación lamentable para nuestro cine es que los apoyos gubernamentales también benefician a las productoras transnacionales en México —Warner, Sony, Columbia Pictures, Universal— para la realización de cintas en español sin ser nacionales. Ello se traduce en competencia desleal.

No se trata sólo de producir más cine mexicano, sino de lograr su exhibición y distribución bajo condiciones prioritarias. La situación antes mencionada impide que el cine en México vuelva a ser un espacio social y cultural, vuelva a ser de barrio.

Eso pasó, a grandes rasgos, con película mexicana que deseaba ver. Los exhibidores la enviaron a un circuito lejano, logrando su virtual invisibilidad.

Con este modelo mercantil, nosotros (público) estamos sometidos a una selección (por imposición) carente de oferta, en donde sólo encontramos las pelis promovidas por la MAPP.

Al darme cuenta de ello, me negué a perpetuar el ciclo. Lo mejor que pude hacer fue ir por un helado de chicle.

RMM/ Jimena Ladu Cine / @jimenaladu

2.411 Comments

  1. Touche. Solid arguments. Keep up the amazing effort.

  2. Simply wanna input that you have a very decent web site , I like the layout it really stands out.

  3. Thanks a lot for the blog post. Cool.

  4. Than?s for the post. ? all cаА аЂа•аА аБТ–tainly аАааАТƒomeback.

  5. Very neat article.Thanks Again. Great. porno gifs

  6. Excellent blog! Do you have any suggestions for aspiring writers? I’m hoping to start my own site soon but I’m a little lost on everything. Would you advise starting with a free platform like WordPress or go for a paid option? There are so many options out there that I’m totally confused .. Any ideas? Thanks!

  7. Really informative article post.Thanks Again. Really Cool.

  8. Very good article. I absolutely appreciate this website. Keep writing!

  9. I really liked your article post.Much thanks again. Really Cool.

  10. Wow, wonderful blog layout! How long have you been running a blog for? you make blogging look easy. The whole look of your site is great, let alone the content!

  11. Thanks for sharing, this is a fantastic blog.Thanks Again. Fantastic.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*